Archivo

El país logra blindaje contra crisis global: Concamin

06 febrero 2014 6:55 Última actualización 16 diciembre 2013 5:2

  [Para el próximo año, la IP y el gobierno harán una revisión del nuevo marco tributario, señala Francisco Funtanet, presidente de la Concamin. / Braulio Tenorio] 


 
 
Isabel Becerril
 
 

Para el sector industrial, 2013 no fue un año perdido, y pese a que cerró con un crecimiento de 0.3 por ciento, sólo fue “complicado”, consideró Francisco Funtanet Mange.
 

En entrevista con ElL FINANCIERO, el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) explicó que en este año se trabajó en la construcción de un andamiaje de acero para evitar que cualquier problema que se presente en la economía mundial, vuelva a colocar al país a la defensiva.
 

Dijo que con todas las reformas que se aprobaron en el año –financiera, de telecomunicaciones, educativa y energética, entre otras– el México de los crecimientos pobres y mediocres quedará atrás.
 

Subrayó que los retos que se presentan para 2014 son el fortalecimiento del mercado interno, la democratización del crédito a partir de la reforma financiera, la conjunción entre la banca privada y la de segundo piso, y el acceso al financiamiento para las pequeñas y medianas empresas.
 
 
Otro desafío que se le presenta a México es lograr un incremento en su capacidad exportadora y en el número de empresas pequeñas y medianas que participen en esta actividad, pues hoy sólo incursionan en el comercio exterior tres mil factorías de este segmento productivo.
 
 
Funtanet Mange admitió que los retos para el país en 2014 son los mismos que tuvo en este año, pero ahora con más posibilidades de remontarlos, porque se cuenta con las anheladas reformas que por más de dos décadas se pospusieron.
 
 
Aunque apuntó que la reforma hacendaria no cumplió con las expectativas, por lo que para el próximo año el sector privado y el gobierno harán una revisión del nuevo marco tributario, a fin de que pueda ser “perfeccionado o afinado” para que tenga un mejor funcionamiento.
 
 
En el ámbito político, el país tiene enfrente dos desafíos: la oxigenación del Pacto por México, porque se agotó hace unos días con la salida uno de los tres principales actores políticos: el Partido de la Revolución Democrática (PRD).
 
 
Sin embargo, “creo que, derivado de que aprendimos a buscar coincidencias en muchos temas y buscar agendas comunes, este mecanismo, con otro esquema, se puede vigorizar y replantear”.
 
 
También se presenta al país el reto de la reforma política, respecto de la cual los industriales no están de acuerdo en algunos de sus puntos.
 
 
Insistió en que 2013 fue difícil con un crecimiento pobre e inercial, pero el saldo fue positivo, “porque lo que sucedió en este año rendirá frutos para las próximas décadas”.
 
 
Anotó que, hasta hace unas semanas, la percepción de los empresarios sobre la economía mexicana era de poco crecimiento y movimiento, así como de escasa generación de empleo, pero ahora con las reformas aprobadas se vislumbran oportunidades y soberanía energética.
 
 
Las expectativas que tiene la industria sobre la evolución de la economía para 2014 son buenas, porque todo apunta a que México crecerá hasta 4 por ciento, el aparato productivo lo hará en 4.3 por ciento y la industria de la construcción avanzará a una tasa de 4.5 por ciento.
 
 
Subrayó que con esos crecimientos y la aprobación de la reforma energética, se estima la generación de casi 800 mil empleos formales.
 
 
Indicó que para el año que entra, las estimaciones de la Concamin apuntan a que el país cerrará con una inflación de 3.9 por ciento y un tipo de cambio en 13 pesos por dólar.