Archivo

El gobierno acude menos a mercados internacionales

06 febrero 2014 7:5 Última actualización 21 noviembre 2013 5:47

 [El gobierno federal colocó 4 mil 431 mdd entre enero y septiembre. / Bloomberg] 


 
Leticia Hernández / Jeanette Leyva
 
 

El Gobierno federal colocó papel en los mercados de capitales internacionales por 4 mil 431 millones de dólares en el periodo de enero a septiembre de este año, 38.5 por ciento debajo del mismo lapso de 2012.
 
 
“Este comportamiento se atribuye más al tema presupuestario por el cambio de gobierno al tratarse del primer año de esta administración, pero en los próximos años es probable sea vea mayor actividad”, explicó Michael Gálvez, analista de renta fija de Actinver.
 

Durante el 2012, el Gobierno federal colocó un total de 7 mil 206 millones de dólares mediante siete emisiones, en tanto que este 2013 había realizado cinco colocaciones hasta septiembre.
 
 
El especialista explicó que las condiciones del mercado son atractivas para colocar deuda con tasas de interés a la baja, y los corporativos lo están aprovechando anticipándose a un cambio en el contexto una vez que comiencen a subir las tasas de interés como consecuencia del fin al programa de estímulos por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos.
 
 
“Como emisor, resulta más conveniente amarrar buenas tasas ahorita que esperar al próximo año”, dijo Gálvez.
 
 
De las cinco colocaciones del gobierno hasta septiembre, las últimas tres realizadas en agosto fueron en yenes y por el monto, la más importante fue la hecha en euros en abril a través de HSBC como agente líder con un importe equivalente a dos mil 109.6 millones de dólares.
 
 
 
Menor financiamiento
 

El incremento del déficit fiscal a 1.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2014 implicará una disminución del financiamiento al sector privado de 0.9 por ciento del PIB, que se traducirá en una reducción en el crédito que otorgan las instituciones financieras, informó Carlos Serrano, economista en jefe para México de BBVA Research.
 
 
Mencionó que incluso, con la aprobación de la reforma financiera, que tiene el objetivo de incrementar el crédito, el efecto se verá mitigado por este déficit, por lo que no se percibirá un mayor crecimiento del financiamiento.
 
 
Dijo también que la economía mexicana ya superó la peor etapa de la desaceleración y aseguró retomará el crecimiento para el próximo año.
 
 
La primera mitad del año se caracterizó por una desaceleración que contribuyó a que se revisara en tres ocasiones a la baja el pronóstico de crecimiento económico, ubicándolo en 1.2 por ciento.
 
 
Para el tercer trimestre se prevé una expansión de la actividad económica, resultado principalmente de un repunte de la demanda externa, particularmente del buen desempeño del sector industrial de los Estados Unidos que importa más productos nacionales”.