Archivo

El gas shale no es la panacea: Alpek

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 06 diciembre 2013 5:15

 [Su director general, José de Jesús Valdez asegura que el costo de extracción es mayor que el de petróleo / Arturo Monroy / El Financiero]


 
 
Axel Sánchez
 
 
La explotación de gas shale no es el gran negocio que todos piensan, pues el costo de extracción es mayor que el de petróleo, advirtió José de Jesús Valdez, director general de Alpek, firma que pertenece a Alfa.
 

En el foro Monterrey Summit 2013, organizado por EL FINANCIERO, explicó que extraer un barril de crudo tiene un gasto de 10 dólares, mientras que uno de lutitas cuesta 50 dólares.
 

Muy pocos productores de lutitas ganan con el gas, así que no se crean que es el gran negocio” expresó.
 

El directivo dijo que México tiene una capacidad de hidrocarburos que apenas alcanza 40 por ciento del que registra Estados Unidos, pero significa 200 mil millones de dólares en ingresos del país.
 

“El potencial en la explotación de gas puede representar un extra de 15 por ciento al PIB nacional, y es clara la experiencia en el rubro de las empresas asentadas en el sur de Estados Unidos”, agregó.
 

El gas shale tiene una tasa de refinación altísima, dijo, pues en algunos casos es de 80 por ciento al año. Por ello, para mantener la producción se tiene que invertir constantemente, y por el trabajo logístico y la complejidad es imposible que lo haga una sola empresa.
 

Por esta razón, reiteró la necesidad de que más empresas puedan entrar al país, pues una sola no puede, ni con ayuda de Pemex.
 

“Si me dicen que con la inversión suficiente puede Pemex extraer todo el petróleo y refinarlo, pues adelante, pero no es verdad, se requiere de ayuda para sacar esos 200 mil millones de dólares de potencial” indicó.
 

El negocio de gas natural de la subsidiaria de Alfa en el sur de Texas, que opera su filial Newpek, crece vertiginosamente y al cierre del primer trimestre del 2013 llegó a 281 pozos en producción.
 

Esta cantidad representa un incremento del 105 por ciento sobre los 137 pozos en producción que tenían al final del 2012.
 

Newpek está orientada al desarrollo de nuevos pozos y oleoductos a fin de aprovechar una zona rica en líquidos en el sur de Texas.