Archivo

El dólar se resiste a caer por debajo de 12.80 pesos

07 febrero 2014 3:41 Última actualización 23 septiembre 2013 13:17

[El peso avanzó 3.60 centavos/Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 
El lunes, el comportamiento del peso mostró altibajos, aunque al final logró quedar en terreno positivo. Sin embargo, careció de la fuerza suficiente para mantener su ganancia observada al inicio de las operaciones.

El dólar, con liquidación a 48 horas, cerró en 12.819 unidades a la venta, de acuerdo a cifras reportadas por el Banco de México. En el día, el peso avanzó 3.60 centavos, equivalente a 0.28 por ciento.

Durante la jornada, se registró una cotización máxima y mínima de 12.82 y 12.7625 pesos por dólar.
 
Desde el punto de vista del análisis técnico, la moneda nacional no puso en riesgo el rompimiento de ningún parámetro clave de corto plazo. El soporte del tipo de cambio se encuentra en 12.55 y la resistencia en 13.0 unidades.

En el plano internacional, el dólar presentó cambios marginales. El billete verde ganó 0.09 por ciento frente a una canasta de seis divisas, con lo que se alejó de mínimos de siete meses.

Datos económicos mixtos registrados en los Estados Unidos, no lograron dar una dirección más definida al dólar.

El Índice de Gerentes de Compras (PMI) retrocedió a 52.8 en septiembre desde 53.1 en agosto. Una lectura superior a 50 indica expansión en el sector.

En tanto que la actividad económica nacional de Estados Unidos mejoró en agosto frente al mes anterior, de acuerdo a un sondeo de la Reserva Federal de Chicago.

En Europa, el euro y la libra presentaron un comportamiento mixto, a contracorriente de datos económicos positivos reportados en el viejo continente.
La moneda comunitaria puso a prueba la barrera de 1.35 unidades. Por su parte la libra esterlina, logró avanzar por arriba de 1.60 dólares.

Al inicio de las operaciones, los participantes de los mercados se vieron influenciados por datos económicos favorables publicados en China, lo que mejoró la expectativa de crecimiento económico en el mundo.

Posteriormente, el ánimo se enfrió un tanto, debido a que los participantes empezaron a mostrar una mayor preocupación por las negociaciones en los Estados Unidos tendientes a delicados aspectos presupuestales y de aumento en el techo de la deuda.

En México, se tomó con cierta reserva la recuperación de las ventas minoristas, dado que mantienen un bajo dinamismo, lo que habla de que el motor interno del crecimiento todavía le puede generar cierto trabajo compensar del todo al débil desempeño del sector exportador.