Archivo

El dólar se acerca a barrera psicológica de 13 pesos

07 febrero 2014 3:44 Última actualización 11 septiembre 2013 13:56

[El dólar, con vencimiento a 48 horas, cerró el martes en 13.065 unidades a la venta/Bloomberg] 


 
Esteban Rojas H
 
En el mercado cambiario nacional, el peso mantiene un avance lento, pero constante que lo ha llevado a acumular una ganancia de 2.51 por ciento en cuatro sesiones consecutivas, empujando al dólar rumbo a la línea de 13 unidades. La disminución en la tensión de los mercados ayuda, pero está lejos de desaparecer.

El dólar, con vencimiento a 48 horas, cerró el martes en 13.065 unidades a la venta, lo que implicó su menor nivel desde el pasado 20 de agosto. En el día, el peso avanzó 4.75 centavos, equivalente a 0.36 por ciento.

En lo externo, restó presión bajista sobre los precios de algunos activos la decisión de los Estados Unidos de posponer un posible ataque a Siria para dar paso, por algún tiempo, a la vía diplomática. 
 
El enfriamiento del caso Siria, generó cierta tranquilidad, aunque las aguas se podrían volver a agitar en la medida de que se acerque la reunión de la Reserva Federal de los Estados Unidos, programada para el 17 y 18 de septiembre.

En lo interno, no dejó de llamar la atención el débil reporte de la actividad industrial.

El INEGI dio a conocer que la producción industrial decreció 0.5 por ciento a tasa anual durante el pasado julio.

La lectura de dicho indicador, para efectos del tipo de cambio, se debe hacer con respecto a sus diferentes componentes.

Las manufacturas, las más ligadas al sector exportador, subieron a contracorriente 2.8 por ciento en julio, con respecto a igual periodo del 2012, lo que marca una gradual recuperación, aunque todavía por debajo de potencial.

Otro de los sectores vinculados al sector externo, como la minería no tuvo la misma suerte. Esta actividad registró una baja de 2.1 por ciento en el periodo de referencia.

La evolución de las actividades que contribuyen a la oferta de divisas no es suficiente todavía para servir de base para una apreciación excesiva del peso.
Desde el punto de vista del mercado interno, resulta preocupante la fuerte caída observada en la construcción, lo que es una señal de que este tipo de motor está apagado y de la necesidad de dar apoyos para volverlo a encender.

En lado externo, fue una buena noticia para el peso la entrada de dólares proveniente de visitantes internacionales, lo que representó una derrama de ocho mil 305 millones de dólares en los primeros siete meses del año, significando un aumento de 7.2 por ciento en relación con el mismo periodo del año pasado.