Archivo

El combate de millones y morbo

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 13 septiembre 2013 5:34

[La cita se aproxima para el combate entre Floyd Maywather y Saúl ‘Canelo’ Álvarez / Reuters]


 
 
Nancy González Gea
 
Fueron meses de provocaciones verbales, declaraciones, quejas. Pero las palabras no pasan de ser anécdotas, lo que importa es lo que suceda en el ring y mañana es tiempo de que todos vean de qué está hecho Saúl Canelo Álvarez y cuál fue el grado de compromiso de Floyd Maywather, en la pelea más morbosa del año.
 
Decir que es la más esperada suena a cliché, porque de cualquier modo no hubo otra más importante en 2013 en el universo del boxeo, debido a su promoción, historia y claro, el nombre de los contendientes.
 
Esto último es, precisamente, lo que convierte al enfrentamiento en el más morboso, porque mientras unos creen que el Canelo, el mexicano, va a ser masacrado, otros guardan la esperanza de que en sus puños de verdad haya talento y baje de su nube al presuntuoso Money Mayweather.
 
Es un secreto a voces que el estadounidense aceptó esta pelea por lo que representa en ganancias, no en balde su apelativo, pues se distingue por saber elegir los combates que menos riesgo le causan y más dinero generan.
 
Pero al mismo tiempo, le ha hecho un gran favor al Canelo, quien por varios años ha sido señalado de ser un boxeador inflado por la televisora que lo patrocina, beneficiado por la baja calidad de sus contendientes.
 
Si el mexicano cumple una buena actuación, quizá incluso sin obtener la victoria, pero lastimando y haciendo padecer lo suficiente a Mayweather, entonces ganará el respeto de todos aquellos que dudan de su talento, José Sulaimán incluido, pues el presidente del Consejo Mundial de Boxeo aceptó públicamente que su favorito es el moreno.
 
Una esperanza
Pero la implicación de esta pelea es aún más profunda entre los espectadores. En Estados Unidos no pasa nada si Mayweather gana o pierde, pero en México, una derrota del Canelo tomaría tintes trágicos.
 
Por cuestiones culturales, el futbol y el boxeo son deportes que reflejan mucho el estado de ánimo de los mexicanos, al grado de ser catárticos. Para mala suerte de Álvarez, el tricolor está con un pie fuera del Mundial 2014, así que queda en sus espaldas el peso de dar una alegría al vapuleado pueblo mexicano, que para acabarla recibe una tras otra malas noticias, entre reformas orquestadas desde el poder ejecutivo, marchas, plantones y un futuro incierto.
 
La pelea se pactó a 12 rounds, con un título inventado por el CMB cuyo único valor es el cinturón de oro con incrustaciones de diamante. Y la gloria.
 
No es posible determinar si esta pelea la ganará el mejor, porque tampoco es que Money se haya enfrentado a grandes estrellas a lo largo de su carrera, pero sí es seguro que será un buen espectáculo porque el Canelo está dolido y el estadounidense quiere dejar claro un estatus que él mismo se ha fincado, al menos en el renglón financiero, en la cima del boxeo mundial.