Archivo

El 98% de indocumentados sufre abuso laboral en EU

12 febrero 2014 4:15 Última actualización 16 mayo 2013 13:55

[Cuartoscuro] Casi 60% ha padecido el robo de su salario, dice comité de apoyo.    


 
Roxana González García
 

El 98% de los inmigrantes sin permiso legal para trabajar en Estados Unidos ha sufrido algún tipo de abuso laboral, incluso durante años, bajo la amenaza de denuncia y deportación; además, los casos de esclavitud virtual y explotación se duplicaron en los últimos 5 años, resalta un estudio elaborado por organismos no gubernamentales del país vecino.
 
De acuerdo con el documento, difundido en momentos en que el Capitolio debate una iniciativa bipartidista de reforma migratoria, uno de los sectores más castigados es el de los trabajadores itinerantes o informales, donde se les contrata para realizar tareas por un día, una semana o por periodos más largos y al finalizar el empleador no paga lo convenido.
 
"Registramos casos en los que familias enteras de indocumentados, es decir entre 4 ó 5 personas, han tenido que soportar durante meses e incluso años el abuso por parte de patrones que no les pagan o que les cobran a precio de oro su hospedaje y se les amenaza con entregarlos a las autoridades si denuncian", aseguró a EL FINANCIERO David Guzmán, coordinador del Comité de Justicia Laboral, participante en el estudio.
 
En otros casos, apuntó, el trabajador es explotado por meses, recibiendo pagos incompletos o ganando muy poco. "Debido a que sólo tienen ese ingreso para sostener a sus familias, muchos no denuncian y en algunos casos prefieren buscar otro empleo", dijo Guzmán.
 
Según el análisis, al menos 59% de los inmigrantes sin permiso laboral ha sufrido el robo de su salario. Las áreas de la construcción, del trabajo doméstico y jardinería, así como de los servicios para personas de la tercera edad, son las que más reportan este tipo de abusos.
 
Entrevistado por separado, Al Rojas, vocero del Consejo de Mexicanos en el Exterior, consideró que las violaciones no solo son cometidas contra indocumentados, ya que cerca de 20% de la fuerza laboral en EU no cobra horas extras trabajadas.
 
Aguantan
 
Un grave problema, dijo, es que los migrantes aguantan los atropellos porque pese al robo de su salario, la cifra es superior a lo que pueden percibir por cualquier trabajo en sus lugares de origen.
 
"Otro ejemplo de falta de escrúpulos se presenta en los refugios para indigentes", agregó Rojas, quien explicó que algunos contratistas acuden ahí para reclutar mano de obra. "Van por ellos cada mañana para que trabajen tres días seguidos; después no regresan para no pagarles", indicó.
 
Los casos de inmigrantes explotados o en condiciones de esclavitud, con jornadas de trabajo de 19 horas y sueldo mínimo, sin ninguna clase de asistencia social, se duplicaron en el último lustro, al pasar de 28 en 2007 a 59 en 2012. En todos, el Comité de Justicia Laboral intervino para apoyar a los afectados con asesoría legal.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.