Archivo

Economía mexicana sufre deceleración, más no recesión: Navarrete Prida

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 19 septiembre 2013 18:21

[Titular de la STPS estima que este año, el país crecerá 1.8% / Cuartoscuro / Archivo]


 
 
Arturo Estrada


 
MORELIA, Mich., 19 de septiembre.- El secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, reconoció que la economía mexicana sufre una deceleración, que no recesión, y estimó un crecimiento nacional en este 2013 de apenas 1.8 por ciento.



La tendencia decreciente se le atribuye a factores externos en el mundo, por lo que se han tenido que hacer ajustes inmediatos como lo es la aplicación en los estados del país de 27 mil millones de pesos para ejercerlos en obras de infraestructura que paralelamente generan miles de fuentes de empleo, agregó.



Lluego de presidir la ratificación de la firma del convenio entre Infonacot y el Gobierno del Estado, Navarrete Prida expresó que se busca que la economía de México tenga un mayor crecimiento, aunque aceptó que no será rápido.

 
En rueda de prensa, consideró que pese a la deceleración económica que vive el país, en agosto se generaron 52 mil nuevos puestos de trabajo que contrastan con la tendencia decreciente externa.



En el Centro de Convenciones, el funcionario federal admitió que México tiene un grave problema de empleos informales lo cual es inaceptable e inadmisible, porque no cuentan con las prestaciones ni beneficios que otorga la ley.



Y en este mismo sentido, el secretario de Estado abundó en que el 60 por ciento de los trabajadores en México están bajo la informalidad, es decir 30 millones de personas.



Al cuestionarle sobre la informalidad en el estado de Michoacán, Navarrete Prida respondió que el 72 por ciento de los trabajadores se encuentran en la informalidad, aunque la cifra es más alta aún en estados como Oaxaca y Chiapas.



Acompañado por el gobernador, Jesús Reyna García, el secretario de Trabajo y Previsión Social dijo que los empleos que están en informalidad "son un engaño" porque no generan certeza ni bienestar al no contar con seguridad social.



Por ello, el funcionario se pronunció a favor de promover intensamente el registro tanto de empresas como de trabajadores, y afirmó que el desafío de hoy es preservar los empleos que se tienen y amplificarlos para aspirar a que sean más dignos y mejor pagados.



Luego vino el espaldarazo de Alfonso Navarrete al mandatario de Michoacán, Jesús Reyna, al refrendarle "el apoyo irrestricto del gobierno federal al gobernador y a los michoacanos. Esa es la instrucciones que me ha dado el señor presidente Enrique Peña Nieto".



"Venimos aquí a cumplir con compromisos. Hay disposición de apoyar a Michoacán, para reactivar su economía y acelerar su despegue hacia mejores estados de vida y de paz social", agregó.



Tras señalar que en la entidad se intensificaran las acciones para generar empleo digno y decente, el secretario de Trabajo y Previsión Social sostuvo que los recursos se aplicarán con absoluta transparencia.



El gobernador regresó la cortesía a Navarrete Prida al afirmar que los michoacanos y el gobierno del estado "sentimos el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto".



Reyna García dijo que entre la federación y la entidad existe plena coordinación para  sumar voluntades para generar empleo, para ampliar el bienestar y para reducir los rezagos que existen en Michoacán.