Archivo

Economía mexicana repuntará 3.3% en 2014: Scotiabank

06 febrero 2014 3:35 Última actualización 13 enero 2014 17:35

[Los mayores riesgos provienen del entorno externo, alerta./Cuartoscuro/Archivo]


 
Notimex
 
En 2014 la economía mexicana repuntará a 3.3 por ciento y se crearán 713 mil nuevos empleos, aunque se presentará un incremento moderado y transitorio de la inflación, por el impacto de las medidas fiscales, proyectó Scotiabank.
 
El economista en Jefe para México de la institución, Mario Correa, precisó que los mayores riesgos para la economía mexicana provienen del entorno externo, en particular que el ajuste monetario en Estados Unidos produzca un acelerado incremento en las tasas de interés internacionales, lo que podría descarrilar la marcha de la economía global.
 
A nivel interno, agregó, los riesgos más relevantes son que las leyes secundarias de las reformas estructurales resulten insuficientes para alcanzar los objetivos y la inseguridad.
 
En un seminario de perspectivas económicas, el experto destacó que tras una coyuntura difícil en 2013, cuando la economía habría crecido 1.3 por ciento y se crearon unos 400 mil empleos formales, las perspectivas para México son mejores este año.
 
"Se ve mejor el panorama que en 2013, con más crecimiento que regresa al potencial de la economía mexicana, donde los riesgos están más en el entorno global", añadió.
 
Expuso que las perspectivas económicas para México en 2013 bajaron de 3.5 a 1.3 por ciento por una combinación de factores externos e internos: se desaceleró la demanda externa, la política monetaria de Estados Unidos generó incertidumbre, además se retrasó la ejecución del gasto público.
 
No obstante, destacó, los factores que generaron está desaceleración son temporales y ya se están superando, y ahora Scotiabank prevé que la economía mexicana repunte a 3.3 por ciento en 2014, aún sin considerar el efecto positivo de las reformas estructurales.
 
Los elementos que apoyan este repunte son: mayor dinamismo de la demanda externa por una aceleración de la economía de Estados Unidos, y la reactivación de la demanda interna, tanto en consumo como en inversión.
 
Además, un gasto público más fuerte y oportuno, en especial en inversión en infraestructura, así como los efectos más perceptibles de algunas de las reformas estructurales aprobadas en los últimos meses.
 
En general, opinó Correa, las reformas estructurales aprobadas México son pasos en la dirección correcta y en su conjunto van a ser un efecto positivo sobre el crecimiento potencial de la economía, aunque subrayó que aún faltan las leyes secundarias.
 
Señaló que la reforma energética es la que mayores efectos positivos tendrá sobre la actividad económica y la inversión, pero insistió que sin un marco legal que de certeza jurídica, difícilmente va a aumentar las inversiones.
 
Así, precisó, la magnitud de su impacto todavía es incierto, ya que están pendientes las leyes secundarias, aunque previó que el mayor potencial para la expansión de la inversión y la economía se encuentran concentrados en la extracción de petróleo y gas.
 
El economista en Jefe para México de Scotiabank consideró que la reforma fiscal aprobada resultó diferente a la esperada, por lo que todavía hay una gran oportunidad para profundizar en ella en los próximos años o quizá en la siguiente administración.
 
Comentó que la inflación cerró 2013 en 3.97 por ciento, debajo del objetivo anual, de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual, y para este año se prevé un repunte moderado y transitorio a una tasa de 4.3 por ciento, por el impacto de la reforma fiscal.
 
Apuntó que la inflación había estado bien comportada, pero se está saliendo de la zona confortable para el Banco de México, por ello el instituto central empezará a actuar este año moviendo la tasa de interés interbancaria, la cual cerraría el año en 4.0 por ciento, y para el tipo de cambio estimó una cotización de 13.40 pesos por dólar al cierre de 2014.
 
Respecto a la economía global, el especialista de Scotiabank subrayó que el mundo desarrollado sigue en crisis y ha caminado en la cuerda floja desde 2008, y aseguró que mientras no se resuelva el problema de desempleo, la economía mundial no despegará.