Archivo

Economía mexicana crece 1.5% en segundo trimestre

07 febrero 2014 5:54 Última actualización 20 agosto 2013 8:37

[La economía de México se contrajo 0.74 por ciento en el segundo trimestre, con cifras desetacionalizadas. / Cuartoscuro / Archivo] 


 
Notimex
 
En el segundo trimestre del año, la economía mexicana creció 1.5 por ciento respecto a igual lapso de 2012, por debajo de lo esperado, y con cifras desestacionalizadas cayó 0.74 por ciento respecto al trimestre previo, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).
 
De acuerdo con información actualizada del organismo, el crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) en el segundo trimestre fue superior al avance de 0.6 por ciento en el primer trimestre, con lo que de enero a junio la economía creció 1.0 por ciento.
 
El dato del PIB durante abril-junio de este año estuvo por debajo del crecimiento de 2.5 por ciento estimado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y al 2.3 por ciento esperado por el consenso del mercado para ese periodo.
 
En tanto, la contracción de 0.74 por ciento que registró la actividad económica con cifras desestacionalizadas es la primera caída desde principios de 2009, lo que revela que la desaceleración de la economía se intensificó en el periodo abril-junio de este año.
 
Según analistas, el crecimiento anual de la economía en el segundo trimestre estuvo influenciado por un efecto calendario positivo, pues la actividad económica se beneficio de más días laborales en ese lapso, ya que este año la Semana Santa cayó en marzo, mientras en 2012 lo hizo en abril.
 
Además, a partir de este reporte las cifras de la actividad económica del país se publican sobre una nueva serie estadística por la actualización de las Cuentas Nacionales, que considera a 2008 como nuevo año base, en lugar de 2003, lo que según especialistas generalmente puede resultar en una mejora moderada de las cifras de crecimiento.
 
Si bien la economía mexicana presentó una desaceleración significativa en la primera mitad del año, la mayoría de los analistas espera un mayor dinamismo durante el segundo semestre, debido a un mejor desempeño de la economía de Estados Unidos, la reactivación del gasto público y el impulso de las reformas estructurales.