Archivo

Economía crecerá menos de lo previsto por lluvias: Videgaray

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 27 septiembre 2013 15:54

[Luis Videgaray, titular de Hacienda, dijo que el impacto por las lluvias será de 0.1 puntos porcentuales en el crecimiento del PIB. / Cuartoscuro / Archivo] 


 
Reuters
 
La economía mexicana probablemente crezca este año menos del 1.8 por ciento previsto recientemente por el Gobierno debido al impacto que tendrán los daños dejados por las tormentas que han azotado a varias regiones del país, dijo el viernes el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.
 
Las tormentas Ingrid y Manuel golpearon al país a mediados de mes, desde el Golfo de México al Pacífico, dejando al menos 145 personas muertas y daños por más de 75 mil millones de pesos, según cálculos oficiales y de aseguradoras.
 
Videgaray adelantó en una entrevista de radio que el Gobierno mexicano está proyectando un impacto negativo preliminar por los daños del 0.1 punto porcentual en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), el cual afinarán más adelante en el día.
 
"Esto quiere decir que si creceríamos sin la presencia de las tormentas Ingrid y Manuel al 1.8 (por ciento), es probable que crezcamos alrededor del 1.7 (por ciento)", dijo Videgaray en una entrevista con la cadena Radio Fórmula.
 
En materia de inflación, cuyo control es responsabilidad del autónomo Banco de México, el funcionario estimó que el impacto será "acotado y temporal", y no mayor al 0.15 por ciento.
 
El Gobierno mexicano redujo en agosto, por segunda vez en el año, su pronóstico de crecimiento económico para 2013 a 1.8 por ciento, desde el 3.1 por ciento, después de que el PIB se contrajo en el segundo trimestre por primera vez en cuatro años.
 
El martes, el jefe del banco central, Agustín Carstens, observó que la desaceleración es temporal y que México debería regresar a tasas de crecimiento del 3 por ciento a comienzo de 2014.
 
La economía local se encuentra en fase de desaceleración debido al rezago en la ejecución del gasto público, que está impactando al sector de la construcción, y a la menor demanda de bienes desde Estados Unidos.
 
La entidad monetaria bajó este mes la tasa clave de interés, del 4.0 al 3.75 por ciento, y los analistas creen que podría recortarla de nuevo en octubre luego de que la institución reconoció que la economía crecerá menos de lo proyectado.
 
La caída del PIB en el segundo trimestre, del 0.74 por ciento de acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad, despertó temores de que la segunda mayor economía de América Latina pudiera ver nuevamente una recesión, como lo hizo durante la crisis financiera global de 2008/2009.
 
No obstante, el PIB mexicano a tasa anual se expandió 1.5 por ciento en el segundo trimestre.
 
Videgaray dijo que las cifras económicas más recientes señalan una mejoría.
 
"Estamos observando una tendencia mucho mejor en el tercer trimestre que lo que veníamos observando, sin duda, en el segundo, que fue el trimestre más difícil para el crecimiento", argumentó.
 
"Todo indica que el crecimiento económico en el tercer trimestre será positivo y será sin duda más robusto que el que tuvimos en el segundo trimestre del año", agregó.