Archivo

Dólar se dispara a máximos de 13 meses, cierra en 13.4165 pesos

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 03 septiembre 2013 13:57

[El peso perdió 8.15 centavos frente al dólar/Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 
El martes, los participantes asumieron una postura defensiva, lo que empujó al dólar a poner a prueba una importante resistencia de 13.47 pesos en operaciones intradía, la cual al final respecto, pero que muestra el nerviosismo previo a la publicación de importantes datos económicos en los Estados Unidos.

En operaciones de mayoreo, el dólar cerró en 13.4165 unidades a la venta, cotización no vista desde el 25 de julio del 2012. En el día, el peso perdió 8.15 centavos, semejante a 0.61%.

En el transcurso de la jornada, el tipo de cambio alcanzó un máximo en 13.467 y un mínimo en 13.394 pesos.

En tanto que en operaciones de ventanilla o de menudeo, el billete verde llegó a registrar hechos en alrededor de 13.60 unidades.

El termómetro del miedo prevaleciente en los mercados estuvo determinado en el incremento en el rendimiento del bono del tesoro norteamericanos a 10 años en los Estados Unidos. La tasa de interés de este instrumento llegó a acercarse a 2.90, aunque al final experimentó un cierre muy por debajo de esa marca.

Algo que llamó la atención, fue el hecho de que el dólar se mantuvo relativamente estable frente a una canasta de seis divisas referenciales, a pasar de los datos favorables publicados.

El ISM manufacturero en los Estados Unidos se ubicó en agosto en 55.7 por arriba del 55.4 del mes anterior y mejor que el 54.0 esperado. En tanto que el gasto en construcción subió 0.6% en el pasado julio a un máximo de cuatro años. Estas cifras muestran que la recuperación económica está en marcha, lo que también incrementa el riesgo de un apretón en la política monetaria de la Fed.
 
Es probable que todavía se vea un mercado cambiario altamente nervioso, dependiendo del informe económico de la Fed del miércoles y de la publicación de cifras de empleo el jueves y el viernes en los Estados Unidos.
 
En México, el ajuste se reflejó también en un alza en las tasas de interés, sobre todo en la parte larga de la curva de rendimientos, pero no fue suficiente para detener el hundimiento del peso.
 
De lado positivo encontramos el fortalecimiento del escudo financiero del país. Las reservas internacionales bajo custodia del Banco de México escalaron un máximo histórico en 170 mil 709 millones de dólares. Esta evolución es una garantía que permite enfrentar de mejor manera episodios de alta volatilidad y que debe de contribuir a buscarle un techo al tipo de cambio de peso con el dólar.