Archivo

Dólar se afianza por arriba de la barrera de los 13.00 pesos

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 26 noviembre 2013 13:54

  [El dólar cerró en el martes en 13.0485/Arturo Monroy]  


 
Esteban Rojas H
 
Los datos publicados sobre la economía norteamericana siguen registrando claroscuros. Esta situación mantuvo la incertidumbre sobre la agenda que seguirá la Reserva Federal de los Estados Unidos para ir retirando sus estímulos monetarios.
 
El dólar, con liquidación a 48 horas, volvió a quedar por arriba de la barrera de las 13.0 unidades, al cerrar el martes en 13.0485, lo que implicó para el peso un baja de 2.05 centavos, semejante a 0.16 por ciento.
 
La moneda nacional hiló dos sesiones de retroceso, acumulando una pérdida de 0.62 por ciento.
 
Dentro de lo destacado en la jornada se encontró la noticia sobre las reservas internacionales de México, las cuales escalaron a su máximo histórico número 17 del año, al ubicarse en 175 mil 882 millones de dólares.
 
El fortalecimiento del escudo financiero, permite contar con un colchón que puede ayudar a amortiguar los efectos provenientes de posibles cambios en los flujos de capital a nivel internacional.
 
En la actualidad, las reservas internacionales cubren 2.87 veces a la base monetaria, compuesta por los billetes en circulación y los depósitos bancarios en la cuenta corriente del banco central.
 
El escudo financiero del país no puede ser utilizado para defender a un determinado nivel del tipo de cambio, pero si para cubrir posibles desajustes entre la oferta y la demanda de dólares.
 
El nivel alcanzado por las reservas internacionales responde a la necesidad de servir de contraparte a la fuerte entrada de capitales proveniente del exterior, principalmente al mercado de deuda gubernamental. Al pasado 15 de noviembre, este tipo de recursos ascendían alrededor de 133 mil millones de dólares.
 
Los compromisos presentes y futuros que enfrenta México con el exterior, hacen necesario la existencia de elevadas reservas internacionales para poderlos cubrir. Esto es un impedimento que debe evitar caer en la tentación de utilizarlas con otros propósitos, como pudiera ser el de impulsar al anémico crecimiento económico.
 
Por otro lado, el volumen de las reservas no debe servir tampoco para caer en la tentación de un mayor endeudamiento del sector público, pero sobre todo del privado. Una excesiva confianza en la liquidez existente todavía en el plano internacional puede conducir, como en otras ocasiones, a ajustes bruscos y a pagar elevados costos.