Archivo

Dólar rompe a la baja barrera psicológica de $13.00 pesos

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 17 septiembre 2013 14:12

 [El dólar cerró el martes en 12.934 unidades a la venta/Bloomberg] 


Esteban Rojas H
 
Previo al anuncio de la Reserva Federal de los Estados Unidos, el peso avanzó a su mejor momento en un mes ante el dólar, al adquirir un mayor probabilidad de un cambio gradual en su política monetaria.

De acuerdo a cifras publicadas por el Banco de México, el dólar cerró el martes en 12.934 unidades a la venta, en su menor cotización desde el pasado 15 de agosto. En el día, el peso presentó un avance de 10.20 centavos, equivalente a 0.78 por ciento.

La moneda nacional hiló su segundo avance, acumulando un ganancia de 1.16 por ciento.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el tipo de cambio en operaciones intradía puso a prueba el soporte ubicado en 12.93 por ciento, aunque al final no tuvo la fuerza suficiente para lograr su rompimiento a la baja.

El mínimo del día para el tipo de cambio se ubicó en 12.9145 unidades, en el mercado de mayoreo.

Los participantes de los mercados, se mostraron particularmente optimistas, previo al anuncio de la Fed.

Los bonos del tesoro norteamericano mostraron un retroceso, a lo igual que el dólar frente a una canasta de seis divisas.

El mayor apetito por el riesgo, es una señal de que el mercado está descontando una postergación en la reducción en la compra de bonos o una disminución gradual en sus compras. Sin embargo, no se debe descartar alguna sorpresa.

En cuanto, a la tasa de los fondos federales, es posible que se mantengan en un mínimo histórico dentro de un rango de 0.0 a 0.25 por ciento.

El impacto sobre los mercados del anuncio de política monetaria de la Fed, dependerá, en buena parte, también de su estrategia de comunicación, para evitar situaciones de inestabilidad como la ocurrida durante el pasado mayo y junio.

El reporte de inflación al consumidor en los Estados Unidos, dado a conocer el martes, señala que existe margen de maniobra para un aterrizaje suave del cambio en la política monetaria en los Estados Unidos, aunque al final el transito pueda provocar algunos dolores de cabeza.

En la jornada del miércoles, se puede caracterizar por una elevada volatilidad.