Archivo

Dólar frena caída y pone a prueba la barrera de $13.00

06 febrero 2014 6:51 Última actualización 11 diciembre 2013 13:52

[El dólar spot cerró en 12.9685 pesos a la venta. / Bloomberg / Archivo]  


 
 
Esteban Rojas H.
 
En una sesión en la que dominó la cautela, el peso se tomó un respiro y cortó una racha ganadora de tres sesiones consecutivas, ignorando los avances rumbo a la aprobación de la reforma energética.
 
De acuerdo con cifras reportadas por el Banco de México, el dólar spot cerró el miércoles en 12.9685 unidades a la venta. En el día, el peso retrocedió 9.85 centavos, equivalente a 0.77 por ciento. En la jornada, el tipo de cambio registró un máximo en 12.9980 y un mínimo en 12.8925 unidades.
 
La moneda nacional no encontró muchos alicientes para seguir avanzando, lo que generó una toma de utilidades y puso un alto a un avance acumulado de 1.42 por ciento en tres sesiones consecutivas.
 
La favorable noticia de la marcha en las negociaciones para alcanzar la reforma energética, algo que había ayudado al peso en sesiones anteriores, en esta ocasión fue eclipsada en parte por factores externos.
 
El martes por la tarde, el Congreso de los Estados Unidos alcanzó un acuerdo presupuestal, que aleja el fantasma de una nueva parálisis gubernamental a principios del 2014.
 
Pero la buena noticia se convirtió en negativa al alentar la expectativa de que, al salvarse el obstáculo presupuestal, se le daba un nuevo argumento a la Reserva Federal para modificar su política de estímulos.
 
Aun así, el comportamiento del dólar en el mercado internacional no avala la percepción de un inminente giro en la política de la Fed.
 
El billete verde presentó un comportamiento débil el miércoles y del 8 de noviembre a la fecha registra una caída de 1.77 por ciento.
 
De predominar en el mercado la expectativa de cambio en la política monetaria de la principal economía del mundo, el dólar debería estar subiendo, pues una menor compra de bonos por parte de la Fed disminuiría la oferta de dólares, impulsado su cotización al alza.

Por lo tanto, la señal predominante en el mercado es que dejará sin cambio su política de apoyos en su última reunión del año, que se celebrará el 17 y 18 de diciembre.
 
En lo interno, parece que los participantes de los mercados se muestran escépticos por la lentitud con que se están sintiendo los efectos de las reformas estructurales aprobadas, debido a la lentitud en la instrumentación de las leyes secundarias, algo que también podría suceder con la energética, que actualmente debaten legisladores.