Archivo

Dólar frena avance y cierra en 13.098 pesos, mínimo del día

07 febrero 2014 3:44 Última actualización 02 octubre 2013 15:33

[El avance del dólar en el mercado internacional podría verse limitado por un retraso en el recorte del plan de estímulo de la Fed. / Bloomberg]  


 
 
 
Esteban Rojas H
 
Se extienden los altibajos en el mercado cambiario nacional. El peso logró superar sus pérdidas matutinas, terminó en terreno positivo y en su mejor momento del día, a contracorriente de la toma de utilidades registrada en los precios de las acciones.

El denominado dólar spot cerró el miércoles en 13.098 unidades a la venta, lo que representó para el peso una ganancia de 8.35 centavos, equivalente a 0.63 por ciento.

Desde el punto de vista del análisis técnico, el peso presenta un rango de oscilación de entre 12.67 y 13.20 unidades, desde el pasado 19 de septiembre a la fecha.
La parte baja de dicho congestionamiento se ve un tanto más sólida, mientras que la parte superior todavía se tendrá que validar.

El paro parcial del gobierno de EU y los datos débiles reportados en el mercado laboral parecen señalar la posibilidad de que la Reserva Federal puede retardar el retiro de los estímulos monetarios, vía la menor compra de bonos.

De cumplirse el pronóstico, es posible que el avance del dólar en el mercado internacional se pueda ver limitado.

La generación de empleo en el sector privado de los Estados Unidos ascendió a 166 mil puestos de trabajo en septiembre, por debajo de los 180 mil esperados.

La todavía frágil situación del mercado laboral se puso en mayor evidencia por el hecho de que los empleos generados en agosto fueron revisados a 159 mil desde 176 mil informados previamente.

En otro frente, conforme era esperado ampliamente por el mercado, el Banco Central Europeo dejó sin cambio su tasa de referencia en 0.50 por ciento, al mismo tiempo que anunció su determinación de evitar cualquier modificación en su política monetaria, a la espera de contar con mayores indicios de que la todavía frágil recuperación económica logra afianzarse.

La extensión de una estrategia monetaria expansionista contribuyó a un moderado fortalecimiento del euro.

En tanto que el yen presentó una marginal revaluación al cerrar cerca de 97.50, al demandarse en parte como instrumento de cobertura, dado la frágil posición presupuestaria presente en los Estados Unidos.