Archivo

Djokovic personifica a Becker en sólida victoria contra Fognini

06 febrero 2014 3:35 Última actualización 19 enero 2014 9:31


Reuters

Melbourne.- El tenista Novak Djokovic exhibió la mejor imitación de su nuevo entrenador, Boris Becker, tanto dentro como fuera de la cancha en otra actuación impecable al llegar a los cuartos de final del Abierto de Australia el domingo.

El tres veces campeón del torneo aplastó al italiano Fognini, preclasificado número 15 del torneo, por 6-3, 6-0, y 6-2 para aseguar su lugar entre los últimos ocho participantes sin perder un solo set.

El serbio dejó escapar apenas 10 puntos con su servicio -la especialidad de Becker- en todo el partido y a Fognini sólo le quedó bromear en el tercer set, en un intento de distraer al número dos del mundo.

Pero la diversión real se produjo luego, cuando el serbio imitó el servicio, la forma de caminar y los gestos de Becker, mientras el alemán miraba desde la tribuna.

"Vi las reacciones de su cara", dijo Djokovic a la prensa. "La primera impresión, cuando hice todos esos servicios, es que estaba contento y aplaudiendo. Cuando le pregunté que cómo estaba con sus problemas a la espalda y todo eso no estuvo muy contento, estaba alterado. Pero no, es todo para reírse".

"Realmente es la primera vez tras mucho tiempo que hago una imitación de Becker. No sé cómo lo hice. ¿Estuvo bien? Voy a tener que ganar unos cuantos kilos y teñirme el pelo para poder hacer una imitación de Becker apropiada", añadió.

CARA SERIA

Si bien Djokovic guardó las cosas graciosas para después del partido, el tenista se mantuvo rotundamente serio durante el encuentro, cuando destrozó a Fognini con golpes despiadadamente eficientes.

Tras quebrar una vez para ganar el primer set, Djokovic logró 14 de los 15 puntos siguientes para tomar una ventaja de 4-0 en el segundo set.

En 2013, Fognini tuvo el mejor año de su carrera, pero se vio impotente contra Djokovic, que se reconoce satisfecho con todas las partes de su juego.

"Me siento grandiosamente conmigo mismo en este momento", dijo el serbio.

"Tengo esta confianza que obviamente traigo tras muchas victorias que tuve en los dos últimos meses de la temporada 2013 y empecé esta con buen estilo. Estoy tratando de mantenerme al mismo nivel", dijo.

Djokovic, cuyo próximo partido será contra Stanislas Wawrinka, preclasificado número ocho del torneo, o contra Tommy Robredo, 17 de cabeza de serie, dijo que el mayor desafío había sido mantener una cara seria mientras Fognini hacía su acto de comedia, en el que llegó a tirar su raqueta sobre la red contra el serbio.

"Fue divertido", opinó. "Pero uno no se puede dejar llevar mucho. Se puede perder la concentración tan fácilmente en la cancha, verdaderamente. Cualquier cosa te puede distraer".

"El tenis es un juego muy mental al final del día. Es muy dinámico. Todo pasa con rapidez (...) Es por eso que es muy importante mantenerse concentrado en lo que se está haciendo", enfatizó.
 

 

Ferrer se enfrentará a Berdych en los cuartos de final

Un enérgico David Ferrer se clasificó el domingo para los cuartos de final del Abierto de Australia, donde se enfrentará al checo Tomas Berdych, tras derrotar al alemán Florian Mayer por 6-7, 7-5, 6-2 y 6-1.

El español revalidó así su suerte en Melbourne Park, donde se ha clasificado para los cuartos de final los cuatro últimos años.

Los emparejamientos han sonreído al tenista de 31 años, que suele enfrentarse a una serie de oponentes situados en puestos bajos de la clasificación, antes de quedar eliminado ante uno de los "cuatro grandes".

Aniquilado en la semifinales del año pasado por el triple campeón defensor del título Novak Djokovic, Ferrer llegó a derrotar a Nadal en los cuartos de final de 2011, aunque el 13 veces campeón de un grand slam estaba afectado por una lesión.

Después de verse arrastrado al tiebreak con Mayer, la forma superior del alicantino se impuso gradualmente y terminó un partido repleto de carreras y golpes ganadores desde todos los ángulos.

"En el tercer y el cuarto (sets) me moví mejor, hice menos errores y jugué con potencia con mis golpes", dijo Ferrer a periodistas, después de su novena clasificación consecutiva para los cuartos de final de un grand slam.

Ferrer tiene un récord de victorias de 7-4 sobre Berdych, pero fue derrotado en el último torneo de la temporada pasada.

"Por supuesto, Thomas es un jugador del top 10. Siembre que juego con él es muy ajustado", dijo.

El checo vapuleó a Kevin Anderson por 6-2, 6-2 y 6-3 en un duelo de grandes saques en el que demostró un repertorio impresionante de golpes ganadores y extendió su récord a 10-0 frente al del sudafricano.

Animado por un grupo ruidoso de aficionados checos, el séptimo cabeza de serie selló en poco menos de dos horas su pase a cuartos de final por cuarta vez consecutiva en Melbourne Park.