Archivo

Dictamen fiscal, opción para altos ingresos

07 febrero 2014 3:43 Última actualización 18 octubre 2013 5:2

[Pablo Puga, comisionado del  Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP). / Arturo Monroy / El Financiero] 


 

Marcela Ojeda
 
 
 
El dictamen fiscal de estados financieros será opcional, pero sólo para quienes tengan ingresos gravables superiores a 100 millones de pesos en el ejercicio inmediato anterior y para sujetos con activos superiores a 79 millones de pesos, o un mínimo de 300 empleados al mes, según el dictamen aprobado por la Comisión de Hacienda y Crédito Público en la Cámara de Diputados.
 

En él, se adecúa el marco sancionatorio al quitar el registro por tres años a aquellos Contadores Públicos cuyas contribuciones dictaminadas presenten una diferencia superior a 15 por ciento, respecto a las determinaciones de la autoridad obtenidas en auditoría.
 

Pablo Puga, de la Comisión Fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), dijo que se mantiene el esquema de transición para los dictámenes presentados en términos de la legislación fiscal vigente al 31 de diciembre de este año, a los que les serán aplicables las disposiciones en vigor hasta esa fecha.
 

En el dictamen de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Diputados se destaca, en materia del Código Fiscal de la Federación (CFF), la incorporación de la facultad de la autoridad fiscal de generar el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), con base en la CURP.
 

En cuanto a la responsabilidad penal de administradores, contadores y profesionistas prevalecen los supuestos de omisión y la propuesta de acción que conduzca al delito dentro de las responsabilidades penales, “pero acotadas, y sin estigmatizar”.
 

Además, se eliminan las propuestas de responsabilidad penal de las personas morales; no se aprueba la propuesta del Ejecutivo en cuanto a la cláusula anti-elusión y se establece una transitoriedad para aplicar la notificación mediante buzón electrónico. Para las personas morales será desde el 30 de junio de 2014 y para las físicas desde el 1 de enero de 2015.
 

Puga consideró preocupante que en la reforma al CFF y en la hacendaria, la definición de muchos conceptos se deja en manos de la autoridad.
 
 
“La reforma establece principios, reglas y obligaciones, y en la definición de muchos temas se deja que la autoridad mediante reglas de carácter general, los defina posteriormente en la miscelánea”.