Archivo

Desplazan decisiones políticas a ingenieros del sector energético

06 febrero 2014 7:21 Última actualización 02 diciembre 2013 5:14

 
 
Sergio Meana
 
La Academia de Ingeniería de México afirmó que a los ingenieros ya no se les toma en cuenta en la industria petrolera, pues ya sólo importan las decisiones políticas.
 
Humberto Marengo Mogollón, presidente de esa asociación, indicó que en otros países los ingenieros tienen una posición de relevancia y de injerencia tanto política como económica; sin embargo, en México se ha ido desfasando el prestigio de dichos profesionistas.
 
“El tema de la reforma energética es un claro ejemplo de que se va hacer lo que políticamente convenga más, sin importar lo que los especialistas e ingenieros de Pemex, que llevan 20, 30 años en la industria, tengan que decir”, afirmó Marengo Mogollón.
 

La formación de esa organización, que en 2011 tuvo ingresos totales por 10 millones 913 mil pesos, se remonta a 1972 cuando se crean la Academia Mexicana de Ingeniería y la Academia Nacional de Ingeniería, “que tuvieron una influencia destacada en las decisiones que se tomaron”, describe su página de Internet.
 
Antonio de la Cuesta, director de Análisis Político del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), indicó que este fenómeno no sólo sucede en el sector energético, también en el de telecomunicaciones, o incluso en la reforma educativa.
 

Tener una primera parte de la reforma de carácter constitucional y una segunda de carácter secundario permite que sea hasta ese segundo momento cuando realmente importen las aportaciones de especialistas, agregó.
 
“La constitucional tal vez hace lo mínimo indispensable para que por el momento no sean imperativos esos criterios técnicos en los que tendrían injerencia por ejemplo los ingenieros y especialistas petroleros”, afirmó De la Cuesta.
 
En otros países como Alemania y Estados Unidos la profesionalización y especialización de los legisladores ayuda a que se tenga una mayor sensibilidad de a quién conviene consultar y, sobre todo, tomar en cuenta sus aportaciones, que en México se dan en foros en ambas cámaras.
 

“La profesionalización de los legisladores es indispensable, no porque sólo sea necesario que se vuelvan expertos en un tema en específico, sino porque tienen mayor sensibilidad de a quién consultar, a quién acercarse, como sucede en otras partes del mundo”, indicó De la Cuesta.