Archivo

Desperdician 21 millones de toneladas de alimento

07 febrero 2014 3:48 Última actualización 10 octubre 2013 5:49

[Productores buscan disminuir el intermediarismo / El Financiero] 


 
Héctor A. Chávez Maya
 
 
La ineficiencia en el manejo de los alimentos desde el campo hasta el consumidor final genera pérdidas de 21 millones de toneladas al año, con un valor económico aproximado de 191 mil millones de pesos, de acuerdo con un estudio del Instituto para la Planeación de Desarrollo.
 
 
El director del organismo, Roberto Guadarrama, informó que según la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares, las poco más de 30 millones de familias mexicanas gastan un billón de pesos en alimentos, de los cuales 19.1 por ciento se pierden en las diferentes fases de la cadena.
 
 
Entrevistado en el marco de la firma de un convenio para disminuir el intermediarismo y las mermas entre la Conacca y el CAP, consideró que de contar con los mecanismos se lograría acortar estas pérdidas y con ello alimentar, en un lapso de 10 años, a los 28 millones de mexicanos que actualmente están en déficit nutricional.
 
 
Lo preocupante es que estas pérdidas las terminan pagando los eslabones más débiles de la cadena, es decir el productor al llegar a negociar y aceptar pagos bajos debido a su urgencia de liquidez, y el consumidor al pagar precios altos.
 
 
“El productor recibe entre 25 y 35 por ciento del precio que paga el consumidor final, hay una cadena de valor agregado y el precio lo imponen los compradores, quienes saben que tendrán mermas y las trasfieren a un precios castigado de compras”.
 
 
Durante la firma el presidente de la Confederación Nacional de Agrupaciones de Comerciantes de Centros de Abasto (Conacca), Ramón Chavira, informó que este convenio ayudará a disminuir el intermediarismo y las mermas, en beneficio de productores y consumidores.
 
 
Esta alianza irá de la mano con la Cruzada Nacional contra el Hambre pues permitirá que los alimentos lleguen hasta en 50 por ciento más baratos a las zonas marginadas del país.
 
 
Detalló que la estrategia que se ha planteado al gobierno federal es que sea la misma Secretaría de Desarrollo Social la que se comprometa a comprar los excedentes de producción para que los gobiernos de los estados los distribuyan a un buen precio.
 
 
“Nos necesitan para aprovechar la infraestructura que tenemos, somos importantes en esta Cruzada, en la solución en el combate a la pobreza y tenemos la infraestructura necesaria para ayudar al gobierno federal a distribuir todos los productos”, aseguró.