Archivo

Derechos Humanos pide juzgar militares como civiles

06 febrero 2014 6:54 Última actualización 20 noviembre 2013 17:17

  [La CODEHUM se pronunció porque autoridades del fuero común juzguen a militares./Cuartoscuro] 


 
Enrique Villagómez
 
ACAPULCO.- La Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos en Guerrero, se pronunció porque autoridades del fuero común juzguen a militares que cometan delitos contra civiles, tal y como lo determinó en una resolución la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Lo único que falta es que el Congreso de la Unión legisle y reforme el capítulo que corresponde para que esa acción jurídica sea constitucional y con ello se evite que civiles acudan a la justicia militar en busca de equidad”, precisó Juan Alarcón Hernández, presidente de la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos en Guerrero (CODEHUM).

El ombudsman calificó de acertada la posición de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quienes emitieron una resolución para que los miembros de la Defensa Nacional y de la Armada de México que cometan delitos en contra de civiles, ya no sean juzgados por la justicia militar, sino que sus casos sean ventilados en tribunales atendidos por autoridades civiles.

Alarcón Hernández, reiteró su propuesta para que sea obligatorio el complimiento de las recomendaciones que emita este organismo por actos arbitrarios de servidores públicos contra ciudadanos, y que de ser el caso, los funcionarios que cometan las faltas se les aplique la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

“En caso de que alguna de las recomendaciones no sea contestada, atendida o aceptada, el quejoso y la misma Comisión Defensora de los Derechos Humanos tendría la posibilidad de hacer llegar el caso directamente a la CNDH, con lo que la víctima tendría la certeza de que se fincaran responsabilidades en contra del servidor público que haya cometido la arbitrariedad o abuso”, precisó.
 
De igual manera propuso que el nuevo presidente de este organismo en el Estado, ocupe el cargo durante ocho años sin derecho a ser ratificado por otro periodo similar, además de que se le cambie el nombre a este organismo por el de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero.