Archivo

Crédito de la banca de desarrollo se duplicará en 2018

06 febrero 2014 6:52 Última actualización 13 diciembre 2013 5:33

 [Para el 2018 será de 7.5% del PIB / Bloomberg]


 
 
 
Tlaloc Puga / Angélica Hernández
 

El gobierno federal espera incrementar el crédito otorgado y disminuir las tasas de interés para el sector privado, por medio de un sector más competitivo y una mayor participación de la banca de desarrollo.
 

De acuerdo con las estimaciones del Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo (Pronafide) 2013-2018, el crédito directo e impulsado de la banca de desarrollo cerraría este año con un monto por un billón de pesos, que para 2018 casi se duplicaría, al pasar a 1.86 billones.
 

“La presente administración pondrá especial énfasis en ampliar la cobertura y el crédito que otorga la banca de desarrollo”, destacó el documento, señalando a la reforma financiera como el principal artífice para que se impulse el otorgamiento de crédito en México.
 
Así, se estima que para los próximos cinco años que le restan a la actual administración, el saldo de crédito directo e impulsado de la banca de desarrollo se incremente al menos 7.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).
 

Leticia Armenta, académica del Tecnológico de Monterrey, indicó que la reforma financiera es un elemento muy importante que permitirá incrementar la inversión, y consideró que los cambios aprobados estarían privilegiando aspectos como la infraestructura.
 

Aunque señaló que no es la resolución completa para impulsar el crédito, pues mucho de ello tiene que ver con la manera particular en que opera la banca de desarrollo.
 

Dijo que el tema de las garantías es un aspecto muy importante para generar un cambio, el cual fue abordado en la reforma, ya que ha detenido en muchas ocasiones el otorgamiento del crédito.
 

Santiago Carniado, director de Instituciones Financieras de Standard and Poor’s (S&P), apuntó que anteriormente las garantías soberanas de los bancos de desarrollo tenían una fecha de expiración, como en el caso de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) para quienes de hecho el respaldo del gobierno se le vencía el próximo 1 de enero de 2014.
 
“Con la reforma financiera, esas garantías serán ilimitadas y el gobierno federal respaldará a los bancos para que obtengan financiamientos de organismos internacionales o de la banca privada”, explicó.
 

Por otra parte, está la ejecución de garantías activas, como denominó Carniado, “hasta ahora, los procesos son largos y complicados para que los bancos las ejecuten y eviten pérdidas de capital, pero con la reforma financiera se tendrán menos mecanismos para que los bancos activen de manera más ágil sus garantías y así eviten carteras de morosidad”.
 
En este sentido, el director de Bansefi, Jorge Estefan Chidiac, explicó que la reforma abrevia el proceso de recuperación de garantías “hace que el litigio no sea lo oneroso y largo como actualmente es y así evita que se generen quebrantos en los bancos, tanto de desarrollo como comerciales”.
 
Agregó que el tema de las garantías va de la mano con otorgar crédito a los que pueden hacer frente al pago sino a aquellos sectores, personas o empresas que tengan un buen proyecto y que sea sostenible.