Archivo

Creación de empleos en niveles bajos; reforma laboral, sin eco

12 febrero 2014 4:29 Última actualización 01 junio 2013 9:43

 [Cuartoscuro] INFORME ESPECIAL: Los primeros 6 meses de gobierno de Enrique Peña Nieto. 


 
Zenyazen Flores
 El sexenio del presidente Enrique Peña Nieto inició con cifras de empleo formal que no eran las esperadas ni las deseadas por la nueva administración.
  La generación de empleo formal cayó 22 por ciento en el primer cuatrimestre de 2013, que es el "arranque" del gobierno del mandatario priista respecto de igual periodo de 2007, cuando iniciaba su gobierno Felipe Calderón.  Datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indican que entre enero y abril de 2013 se crearon 285 mil 930 empleo, que es una baja de 79 mil 227 puestos si se compara con igual periodo de 2007, cuando se generaron 365 mil 157.  En el periodo de referencia (primer cuatrimestre de 2013), la industria de la transformación ha sido el sector que ha generado más empleos, con 141 mil 937, pero la construcción y el sector de servicios para empresas, personas y hogar han desacelerado la creación de plazas; incluso el comercio perdió 14 mil puestos.  Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo, ha señalado que la caída del empleo se debe a que el crecimiento y la expectativa económica de Estados Unidos decrecieron por la incertidumbre financiera en los primeros meses del año.  Excesivo optimismo  Sin embargo, José Luis de la Cruz, especialista del Tecnológico de Monterrey, cuestionó que el país mantenga niveles de generación de empleos bajos cuando este gobierno, a diferencia de la administración anterior, arranca con la "ventaja" de las reformas estructurales, específicamente la reforma laboral, aunque no ha tenido "eco" en las empresas.  Jesús Valdés, catedrático de la Universidad Iberoamericana, consideró que la reforma laboral fue recibida por en el actual gobierno con "excesivo optimismo, pensando que son reformas que van a dar resultados inmediatos.  "No obstante --enfatizó--, es pronto para decir que la gestión de Peña Nieto es mala en materia de empleo, cuando hay una problemática económica internacional de la que México no puede escapar".  Cuando Calderón inició su mandato, la tasa de desocupación se ubicó en alrededor de 3.7 por ciento; durante la recesión en 2009 subió a 5.46 por ciento, y desde entonces ese indicador no ha vuelto a su nivel previo a la crisis.  En abril de 2013 la tasa de desocupación se ubicó en 5.04 por ciento (dos millones 550 mil desempleados).  Información proporcionada por El Financiero Diario