Archivo

Congresistas texanos exigen agua a México

12 febrero 2014 5:28 Última actualización 05 marzo 2013 12:12

[Presa en Mazatlán. Foto: Cuartoscuro]  Demandan el pago de 431.7 millones de metros cúbicos anuales, según el tratado de 1944. 



Roxana González García
 
Ante la sequía que azota desde hace casi un año a los estados de la Unión Americana fronterizos con México, congresistas estadounidenses exigieron a nuestro país que libere en el Río Bravo el agua que ha almacenado en presas, principalmente en el estado de Chihuahua.
 
Los diputados federales demócratas Filemón Vela, Henry Cuéllar, Rubén Hinojosa y Pete Gallego escribieron una carta a Eduardo Medina Mora, embajador de México en Washington, y a Edgard Drusina, comisionado estadounidense de la Comisión de Límites y Aguas (CILA), para que intervengan y aseguren el pago por el que, según el Tratado Internacional de Aguas de 1944, nuestro país debe entregar a la Unión Americana unos 431.7 millones de metros cúbicos anuales.
 
La misiva, fechada el 14 de febrero, señala que "a la fecha, México está retrasado de manera significativa en sus pagos de agua y presuntamente construye varias presas nuevas en Chihuahua, lo cual restringiría el flujo de agua en el río".
 
Ello fue desmentido por la sección mexicana de la CILA, que consultada por EL FINANCIERO, aseguró que nuestro país ha cumplido "puntualmente" con el pago del líquido a Estados Unidos.
 
Última entrega
 
Según la CILA, la última entrega de agua que hizo Estados Unidos a México se realizó en junio del año pasado, cuando transfirió entre siete mil y diez mil metros cúbicos, adicionales a los que el vecino país cedió en mayo del mismo año, cuando entregó 15 millones de metros cúbicos.
 
Una nueva entrega debió cumplirse en agosto pasado, pero por las condiciones climáticas en los límites con nuestro país, principalmente en Nuevo México, donde las presas El Elefante y Del Caballo no alcanzaron el nivel deseado, no pudo cumplirse por lo que, de acuerdo con la CILA, ya se negocia una nueva fecha que podría ser en las semanas próximas.
 
La misiva de los legisladores texanos advierte que si México no cumple con la entrega del líquido, se agravará la problemática agropecuaria en el Valle del Río Grande, en el extremo sur texano.
 
"Esas entregas de agua son cruciales para los agricultores y comunidades que están en el Valle del Río Grande, por lo que esperamos podamos resolver este asunto rápidamente, ya que sin ese alivio muchas áreas empezarán a secarse muy pronto", se indica en la carta.
 
Sin embargo, en la misiva no se menciona una fecha límite en la que los congresistas esperan que sea pagado el caudal, sólo indica que les gustaría escuchar pronto noticias de los funcionarios mexicanos.