Archivo

Confianza del consumidor en EU cae a su menor nivel en cinco meses

07 febrero 2014 3:48 Última actualización 27 septiembre 2013 9:49

[El índice general de confianza del consumidor descendió a 77.5 / Bloomberg] 


 
 
Reuters
 
 
La confianza del consumidor en Estados Unidos bajó en septiembre a su menor nivel en cinco meses, debido a que los consumidores prevén mayores tasas de interés y un lento crecimiento de la economía en el futuro, mostró un sondeo divulgado este viernes. 
 
 
El índice general de confianza del consumidor elaborado por Thomson Reuters/Universidad de Michigan bajó a 77.5 respecto al nivel previo en agosto, de 82.1 en agosto, la mayor baja en un dato final desde abril.
 
 
La cifra de septiembre fue más baja que la lectura de 78 que pronosticaron varios analistas.
 
 
Inminentes discusiones en el Congreso de Estados Unidos por un posible cierre de las operaciones del gobierno y la necesidad de elevar el techo de la deuda o enfrentar la posibilidad de un cese de pagos han renovado las preocupaciones sobre política fiscal y un estancamiento legislativo.
 
 
"Aunque pocos consumidores prevén una paralización federal, las quejas sobre las políticas del gobierno han aumentado y, lo que es más importante, las perspectivas de crecimiento de los empleos han disminuido", afirmó a través de un comunicado el director del sondeo, Richard Curtin.
 
 
Otras mediciones también alcanzaron sus menores lecturas finales desde abril. El índice de expectativas del consumidor se ubicó en un 67.8, mientras que el índice sobre condiciones actuales fue de 92.6.
 
 
Aunque la Reserva Federal de Estados Unidos decidió este mes no comenzar a reducir aún su enorme programa de compras de bonos, analistas aún creen que la Fed lo hará en los próximos meses.
 
 
Esas visiones, a su vez, han ayudado a elevar las tasas de interés a largo plazo en más de un punto porcentual desde mayo. Las tasas hipotecarias a 30 años alcanzaron recientemente el máximo anual de un 4.8 por ciento.
 
 
Economistas temen que la confianza del consumidor se pueda debilitar aún más si las mayores tasas de interés comienzan a desacelerar el impulso de la recuperación inmobiliaria, que ha sido uno de los puntos brillantes en la economía estadounidense.
 
 
Las expectativas de inflación a largo plazo subieron a un 3.3 por ciento desde un 3 por ciento, mientras que el panorama inflacionario para entre cinco y diez años se elevó a un 3 por ciento desde un 2.9 por ciento.