Archivo

¿Cómo son las noches en la ‘Meca geek’?

07 febrero 2014 5:59 Última actualización 01 agosto 2013 11:39

    [Dalia de Paz/El Financiero]  


 
Dalia de Paz
 
En el Campus Party, uno de los eventos más grandes de tecnología en Latinoamérica, las noches son para estar pegado a la computadora, las horas se van en descargar películas, series, música o para jugar Playstation y Xbox.
 
“Este es mi segundo año en Campus y sólo duermo un par de horas por día para aprovechar y la verdad, creo que todos hacemos lo mismo. Es una fiesta para los que amamos la tecnología y venir a dormir es como venir a perder el tiempo”, dijo Gerardo Aguirre, de 30 años, quien bajaba todas las temporadas de la serie ‘Game of Thrones’.
 
Alrededor de las tres de la mañana, algunos subían el volumen de sus equipos para escuchar a grupos clásicos como Queen, The Rolling Stones y The Beatles.
 
Una que otra pareja prefirió demostrarse su amor dentro de estas casas de campaña, sin embargo, los gritos despertaban a sus vecinos que decían: “A echar pasión al hotel, aquí sólo se viene a aprender”.
 
 

 
 
Pero realmente esa no es la motivación de todos, algunos si acuden a la enorme fiesta de tecnología para hallar el amor, como Jesús, Roberto y Miguel, quienes viajaron desde Veracruz, Chiapas y Tabasco.
 
“Es mi primer año en Campus y vine porque mis amigos de la Universidad de Tapachula me dijeron que aquí puedo encontrar a una chica que le guste la tecnología como a mí y llevármela a Chiapas; además, puedo vivir la experiencia de conocer a grandes personalidades como Luis Von Anh, el creador del Captcha”, contó Roberto López, estudiante de 20 años de la carrera de Ingenieria en Sistemas.
 
Para Jesús, de 29 años, es muy sencillo conocer a una chica, ya que hace dos años en este mismo evento, tuvo la fortuna de encontrar a Paula.
 
“Ahora vengo soltero, pero creo que puedo encontrar a una nueva ‘geek’. Mi ex también era fan de la tecnología y veracruzana; así que espero encontrar a una chica que sea similar a mis gustos y por supuesto, que sea de mi estado”.
 
 

 
Pero, por la mañana, hubo quienes decidieron abandonar la experiencia campusera: “Dormí un par de horas y fue muy incómodo porque el piso está frío, hay mucho ruido, y no es lo que esperaba, así que mejor vendré durante el día a los talleres y en la noche, descansaré en mi casa (en Melchor Ocampo, Estado de México) aunque haga más de dos horas para llegar”, contó Ana Laura Meneses, de 19 años.
 
En punto de las 7:00 horas, hombres y mujeres estaban formados para poder tomar una ducha en los baños correspondientes; al mismo tiempo, con su toalla y vestimenta en la mano aprovechaban para desayunar un sándwich y un yogurt, pues en poco tiempo arrancaría la primera conferencia.
 
 
Aquí un video de las noches en Campus Party