Archivo

Comerciantes y transportistas marchan sobre la Costera Miguel Alemán

06 febrero 2014 7:3 Última actualización 16 diciembre 2013 16:2

  [Transportistas y comerciantes permanecen apostados en espera de ser atendidos por alguna autoridad./Enrique Villagómez]  


 
 
Enrique Villagómez
 
Unas dos mil personas entre transportistas, comerciantes ambulantes y prestadores de servicios turísticos, marcharon por la costera Miguel Alemán hasta el ayuntamiento, para insistir en la destitución inmediata del recién nombrado secretario de Seguridad Pública, Alfredo Álvarez Valenzuela.
 
Tal y como sucedió el jueves pasado –aunque en menor cantidad- los manifestantes se congregaron en diversos puntos de la ciudad, donde amenazaron con volver a bloquear las vialidades para presionar a las autoridades y lograr la salida del jefe policiaco, a quien responsabilizan de la muerte de dos normalistas de Ayotzinapa en diciembre del 2011.

Como oportunamente lo informó EL FINANCIERO, el pasado jueves 12, unas cinco mil personas bloquearon diversas vialidades en Acapulco durante más de 14 horas, y causaron daños materiales en las instalaciones de la Secretaria de Seguridad Pública Municipal, además de robarse dos mil 500 plantas de Noche Buena que había instalado el ayuntamiento con motivo de las fiestas decembrinas.

A raíz de esas acciones, el gobierno municipal interpuso demandas penales en contra de siete de los dirigentes que encabezaron la protesta del jueves, y al siguiente día la Procuraduría General del Justicia en el Estado (PGJE), dio a conocer la aprehensión de dos de ellos a los cuales se les fijó una fianza superior a los cien mil pesos cada uno, misma que pagaron inmediatamente y salieron libres, en tanto que los otros cinco -entre ellos dos abogados- se encuentran desaparecidos según lo dieron a conocer sus propios familiares.

Este lunes, al menos unos tres mil elementos de seguridad conformada por Policías Federales, estatales y municipales así como del Ejército y Marina, instalaron retenes en diversos puntos de la ciudad, como una medida preventiva ante la amenaza de que los inconformes volverían a bloquear las vialidades.
 
A pesar de la fuerte presencia policiaca, unas dos mil personas se congregaron en el asta bandera y caminaron por la costera Miguel Alemán hasta la glorieta de la Diana Cazadora, provocando congestionamiento vehicular en la zona turística del puerto, para posteriormente enfilarse hacia el ayuntamiento en donde permanecen apostados en espera de ser atendidos por alguna autoridad.
 
Debido a lo numeroso del contingente, uno de los carriles de la avenida Cuauhtémoc se encuentra parcialmente cerrado justo frente al ayuntamiento, mientras que los cuerpos de seguridad se mantienen a la expectativa a corta distancia y los agentes de tránsito realizan cortes en diferentes puntos de las vialidades.
 
Iván Arizmendi Nava, uno de los líderes del transporte suburbano, criticó la fuerte presencia de elementos de seguridad, y afirmó que con ello las autoridades “están reprimiendo el derecho ciudadano a manifestarse”.
 
Indicó que no se moverán del ayuntamiento, hasta que el alcalde Luis Walton Aburto les garantice que Álvarez Valenzuela será destituido inmediatamente.