Archivo

Comerci recorta sus expectativas de crecimiento

07 febrero 2014 5:59 Última actualización 16 agosto 2013 15:20

[Anunció que reduciría 50% sus inversiones/Cuartoscuro]   


Miguel Ángel Pallares Gómez
 
Las cadenas de autoservicios recortarán sus expectativas de crecimiento para este año debido a una baja en el consumo y los cambios de gobierno a nivel estatal que generaron retrasos en los procesos de apertura, aseguró José Calvillo, director de administración y finanzas de Comercial Mexicana.

Ayer, Comerci anunció que reduciría 50% sus inversiones proyectadas para este año para nuevas tiendas, remodelaciones y conversiones, por lo que en 2013 invertirá sólo mil 735 millones de pesos, cifra inferior a los tres mil 455 millones de pesos planteados a principios de año.

En entrevista, Calvillo afirmó que "el sector va a tener un ajuste; vemos como van los planes de todas las cadenas de autoservicio y se han ido restando proyectos porque basicamente han enfrentado el mismo problema que nosotros por cambios de autoridad en municipios y se han retrasado varios proyectos", añadió.

La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) dijo a EL FINANCIERO que evalúa ajustar sus expectativas de crecimiento para este año, sin embargo, todavía no hay una fecha exacta para anunciar los posibles cambios.

En el primer semestre de este año, Walmart ha reducido sus aperturas casi 20% en comparación con 2012 y su estrategia se ha inclinado hacia Centroamérica, donde ha aumentado de forma significativa sus nuevas tiendas.

En el caso de Comercial Mexicana, aunque sus ventas mismas tiendas aumentaron 5.5% con su campaña Julio Regalado, la compañía no pudo mantener sus planes de expansión, indicó Calvillo.

"Ha estado bastante difícil el tema del consumo, nosotros todos traímos una expectativa positiva de 3.5 crecimiento para las tiendas de autoservicio, sin embargo, en la primera mitad del año prácticamente estamos igual o una ligeramente a la baja que 2012", añadió.

El directivo explicó que la reducción de 50 por ciento en sus inversiones planeadas para este año provocará que se dejen de generar en promedio 200 empleos por cada tienda menos, por lo que las 8 tiendas que dejará de abrir representarán una pérdida de cerca de mil 600 plazas laborales.