Archivo

Cofundador de Twitter quiere regreso de textos extensos

06 febrero 2014 6:53 Última actualización 18 noviembre 2013 5:0

[Evan Willims, cofundador de Twitter, creó la plataforma Medium. / Bloomberg ]


© 2013 New York Times News Service
Entre el centro de San Francisco y las nuevas oficinas de Twitter, a seis manzanas al oeste, las cosas se hacen superfluas. Hay un centro nocturno, un motel barato con tarifas semanales y, en el extremo aburguesado de esta tierra de nadie, las oficinas de Medium, una nueva empresa de Evan Williams, uno de los cofundadores de Twitter.
 
Williams, de 41 años, se convirtió en multimillonario, al menos en el papel, a partir de noviembre, cuando Twitter empezó a cotizar en bolsa. Si esta red social redefinió la frontera de las comunicaciones, Medium trata de reclamar parte del territorio perdido.
 
Hablando en términos generales, Medium es una plataforma para blogs, lo que significa que es un sitio para que personas escriban y lean mensajes. Y Williams, como su director ejecutivo, espera que permita el florecimiento de una forma más extensa de escribir.
 
“En los primeros días, me convencí de la idea de que internet llevaría a un mejor mundo, que la verdad andaba por allí y no necesitábamos guardianes”, explicó. “Ahora creo que es más complicado que eso”.
 
Si bien hay algunos editores que solicitan y promueven ciertos contenidos, la idea de Medium es usar algoritmos para ayudar a identificar publicaciones en blogs que los lectores consideren valiosos y hacerlas salir a la superficie.
 
Está llevando a la práctica ideas con las que jugó en su primera gran empresa comercial, la cual se llamó, simplemente, Blogger. Se la vendió a Google hace una década, con lo que obtuvo sus primeros millones de dólares. Ahora, se está uniendo al minimovimiento para celebrar la expresión en forma extensa en sitios y aplicaciones como Longform, Longreads y Verge.
 
Es necesario reconocer el mérito de Williams por tener la valentía de sus convicciones. Ha estado haciendo lo suyo desde que abrazó a su “nerd” interior, rechazó a la cultura obsesionada con el futbol americano de su nativa Nebraska y se mudó al oeste. También puede darse el lujo de hacer lo que quiera, dado que su ya considerable valor neto saltó a casi 2 mil 500 millones de dólares, gracias a su interés de 10.4 por ciento en Twitter.
 
Respalda a Medium junto con dos socios de negocios, Biz Stone y Jason Goldman, que también estuvieron en Twitter. Medium, que comenzó en 2012, tiene cerca de 40 empleados y, en octubre, empezó a permitir que cualquiera escribiera. Se les paga a unos cuantos escritores por el trabajo que solicita un reducido equipo editorial, pero no a la mayoría.
 
Un programa informático muy publicitado por Medium permite la “colaboración” entre escritores al dejarlos compartir en privado antes de publicar, buscando sugerencias o correcciones. Entonces, aparecen las publicaciones en colecciones, o canales, como “Aventuras en la tecnología del consumidor” o “Lo mejor que encontré en línea hoy”.
 
Los algoritmos diseñados para abrirse camino a través del ruido para llegar a la música que vale la pena escuchar miden cosas como los artículos que lee la gente y recomienda más, explicó Williams. Luego, distribuyen esos más ampliamente, a otras personas que usan la plataforma.
 
El concepto suena a una amalgama de ideas ya en práctica, como los “me gusta” de Facebook o las herramientas utilizadas para votar por artículos en Reddit, o la mayoría de las listas que se envían por correo electrónico. Lo describe como un modelo “holístico” que une muchas herramientas, incluidas algunas aún en desarrollo. No obstante, hasta Williams reconoce que no hay claridad en cuanto a si el modelo matemático reflejará la calidad como él la concibe.