Archivo

CNTE deja a restauranteros sin Navidad

06 febrero 2014 7:3 Última actualización 23 diciembre 2013 5:46

 [Comercios cercanos al Monumento a la Revolución, los afectados / Eladio Ortiz / El Financiero]


 
 
Claudia Alcántara
 
El grupo de restaurantes, bares y cafeterías ubicados en las inmediaciones del Monumento a la Revolución, se quedarán sin aprovechar la ola de clientes que trae consigo la Navidad; esto por el paro indefinido que mantienen los maestros de la CNTE.
 
Aunque maestros de los estados de Tabasco y Veracruz regresaron a sus lugares de origen para pasar las fiestas decembrinas, “no serán todos y no se llevarán consigo el campamento, lo cual seguirá afectando la imagen urbana y seguridad del lugar”, según los afectados.
 
Alejandro Ruiz, dueño del restaurante Los Cinco Caudillos, indicó que el repliegue del campamento hacia la plaza de la Revolución y la liberación de los accesos a los negocios les permitió tener un mayor movimiento; sin embargo, siguen en números rojos.
 
Las caídas iniciales en ventas fueron de entre 60 y 70 por ciento; de esto sólo han logrado recuperar la mitad y la expectativa era que las celebraciones navideñas y de fin de año pudieran generarles una operación regular, pero no fue así.
 
Ruiz resaltó que aunque se fueran o desalojaran a los maestros, ya no podrían captar los ingresos de la temporada y realización de cenas navideñas, ya que el mercado que atienden es de empleados de gobierno que ya salieron de vacaciones.
 
“El empleado de gobierno salió la semana pasada, entonces la semana del 24 y 31 no hacemos nada, ya este año se perdió”, afirmó Ruiz.
 

Juan Carlos Blancas, encargado de la cafetería-restaurante Crisanta, manifestó que también perdieron los ingresos que les generaban las familias que llevaban a sus hijos a tomarse la foto con Santa Claus y los Reyes Magos.
 
Veíamos todo lo que hacían. Era mucha basura, era alcohol todo el tiempo, se la pasaban tomando, en la noche eran sus fiestas, lo vivimos todo, velábamos para que no invadieran la entrada”, expuso Blancas.
 
Ante la falta de respuesta de las autoridades capitalinas, los 14 restaurantes y dueños de inmuebles en la zona buscan agremiarse y, por cuenta propia, buscar quitar los techos improvisados de los campamentos, aseveró Javier Ruiz, director de la compañía Grupo Inmobiliario.
 

Ruiz dijo que en su caso nadie quiere rentar los inmuebles que administran, por lo que tiene tres pisos desocupados y al menos dos inquilinos amenazan con irse.
 

Los beneficiados
 
Mientras para unos, el plantó de maestros representa una plaga, para las tiendas de conveniencia de los alrededores significaron un incremento en sus ventas, principalmente en productos básicos como agua envasada y recargas de telefonía celular.
 
Carlos García, subgerente de Go Mart, indicó que a partir de la llegada de la CNTE las ventas de productos y servicios de telefonía crecieron hasta 30 por ciento respecto a un periodo de ventas normal.
 
“Cerca de aquí está un Oxxo y un Seven Eleven... y también me imagino que les subió la venta porque a nosotros así nos pasó”, comentó García.
 

Hasta ahora, no han tenido problemas de robos o enfrentamientos con los maestros, a diferencia de los restauranteros.
 
Blancas informó que aunque algunos se han ido, de acuerdo con los propios dirigentes la idea es que todos los maestros regresen en febrero de 2014.