Archivo

Científicos de EU ganan Nobel de Química por software para simulación

07 febrero 2014 3:48 Última actualización 09 octubre 2013 8:50

[Michael Levitt sueña con hacer posible simular un organismo viviente completo a nivel molecular./Reuters] 


 
Reuters
 
Tres científicos de Estados Unidos ganaron el premio Nobel de Química por sus trabajos pioneros en programas informáticos que simulan complicados procesos químicos. Dichos programas han acelerado los progresos en áreas desde medicina a energía solar.
 
La Real Academia Sueca de las Ciencias, al conceder el premio de 8 millones de coronas (1.25 millones de dólares) a Martin Karplus, Michael Levitt y Arieh Warshel, dijo que su trabajo ha colocado la química en el ciberespacio.

"Hoy la computadora es una herramienta tan importante para los científicos como un tubo de ensayo", dijo la academia en un comunicado. "Los modelos informáticos que reflejan la vida real se han vuelto cruciales para la mayor parte de los avances hechos en química hoy", agregó.
 
"Las reacciones químicas se producen a la velocidad de la luz; los electrones saltan entre el núcleo del átomo, ocultos a los ojos curiosos de los científicos", añadió la academia.
 
En el diseño de medicinas, por ejemplo, los investigadores pueden ahora usar las computadoras para calcular cómo reaccionará un medicamento experimental con una proteína particular del organismo calculando la interacción de los átomos.
 
Pero el enfoque tiene también aplicaciones en los procesos industriales, como el diseño de células solares o los catalizadores empleados en los coches.
 
Software que satisface curiosidades
 
A la postre, la capacidad para computarizar procesos químicos tan complejos podría hacer posible simular un organismo viviente completo a nivel molecular, algo que Levitt ha descrito como uno de sus sueños.
 
"Es como ver un reloj y preguntarse cómo funciona", dijo Warshel, al describir el uso de programas informáticos, a los periodistas en Estocolmo vía telefónica.
 
"Puedes usarlo para diseñar drogas, o en mi caso, para satisfacer tu curiosidad", agregó.
 
Karplus, ciudadano austro-estadounidense, lleva a cabo investigaciones en la Universidad de Estrasburgo y en la de Harvard. Levitt, ciudadano estadounidense y británico, trabaja en la facultad de medicina de la Universidad de Stanford.
 
Warshel, con nacionalidad israelí y estadounidense, es profesor en la Universidad del Sur de California, en Los Ángeles.
 
El Nobel de química es el tercero anunciado este año. Los reconocimientos en ciencia, literatura y paz se entregaron por primera vez en 1901 en cumplimiento del testamento del empresario e inventor de la dinamita Alfred Nobel.