Archivo

Ciberseguridad costará millones al mundo: WEF

01 febrero 2014 2:26 Última actualización 21 enero 2014 5:6

 [Expertos destacan que es responsabilidad de las instituciones adoptar esquemas para mejorar la capacidad de mantener a salvo el ciberespacio./Bloomberg]


 
 

Axel Sánchez / enviado
 
DAVOS, Suiza.– Fallas en la seguridad cibernética podrían costar millones de dólares a la economía global, advierte un informe realizado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) sobre hiperconexión.
 
 
En este reporte realizado con McKinsey & Company, los expertos destacan que es responsabilidad de las instituciones adoptar esquemas para mejorar la capacidad de mantener a salvo el ciberespacio y mitigar los ataques de este tipo.
 

La alerta sobre los ciberataques tomó importancia en 2010 cuando se dio a conocer que el gusano Stuxnet afectó los reactores nucleares iraníes. Es decir, cuando un “software” tuvo impacto directo en el funcionamiento de un “hardware” a escala global.
 
 
El tema de la seguridad cibernética será una de las discusiones importantes durante el WEF, que se realizará del 22 al 25 de enero en Suiza, debido a que las principales tendencias de la tecnología, incluyendo los análisis masivos cloud computing y big data, podrían crear entre 9.6 y 21.6 mil millones de dólares de valor para la economía global.
 

Sin embargo, si los ataques superan la capacidad de los defensores, resultará muy destructivo, con una ola de nuevas regulaciones y políticas corporativas que podrían frenar la innovación, con un impacto total de aproximadamente 3 mil millones dólares para 2020.
 
 
Alan Marcus, director de Tecnología de la Información en el WEF, explicó que hay formas para protegerse contra los efectos estratégicos y económicos de este tipo de ataques, apuntando la importancia en su comprensión por parte de los líderes del sector privado y público.
 
 
“Hay ventajas y desventajas de hacer política pública con objetivos como la privacidad, el crecimiento, la innovación y el libre flujo de bienes y de datos. Pero para tomar buenas decisiones, necesitamos mejores prácticas”, apuntó.