Archivo

Chilangos llenan Querétaro; ‘que se vayan a Celaya’

06 febrero 2014 6:58 Última actualización 04 noviembre 2013 5:25

   [El boom económico de Querétaro va en declive. / Bloomberg] 


 
Francisco Flores Hernández / Mary Liñán González / Marvella Colín / Luciano Vázquez
 

Querétaro ya dejó de ser la tierra prometida. Si bien en los últimos tres años mostró un crecimiento económico al doble de las tasas registradas a nivel nacional que funcionó como un imán y atrajo a miles de trabajadores de otros estados, la bonanza está en declive.
 
En contraste, la migración de otras ciudades hacia el interior del estado continúa.
 
“Lo ideal sería colocar un letrero sobre la carretera para que la gente que llega a la región en busca de empleo continúe su camino y se vaya a la vecina ciudad de Celaya, en donde también se tiene una intensa actividad industrial”, dice Gerardo Vázquez Mellado Zolezzi, delegado en Querétaro de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).
 
El problema, añade Vázquez Mellado, es que a pesar de que se crean empleos, éstos no alcanzan para cubrir la demanda.
 
En julio pasado el INEGI registró una tasa de desempleo de 6.22 por ciento, la más alta observada durante los últimos dos años.
 
Y aunque para septiembre mejoró a 4.73 por ciento, lo cierto es que la presión sobre el mercado laboral no cede. Esto también ocasiona el abaratamiento de la mano de obra, lo cual implica menores ingresos para los trabajadores.
 
De acuerdo el mismo INEGI, los trabajadores con ingresos superiores a cinco salarios mínimos disminuyeron 25 por ciento entre 2007 y 2013, al pasar de 76 mil a 57 mil personas.
 
Este deterioro en la economía del estado, contrasta con el flujo de personas que aún no para hacia dentro de la entidad.
 
Por ejemplo, entre 2011 y 2013 el incremento poblacional será de 62 mil 784 personas, lo que implica un aumento de 86 personas al día según datos de la Secretaría de Gobierno local.
 
Y de estas personas, los chilangos son el grupo más numeroso.
 
De la población de Querétaro en 2010, un 5.8 por ciento residía en otra entidad en 2005. Se trata de 94 mil 336 habitantes, de los cuales 29 mil 691 eran originarios del Distrito Federal, es decir, el 31.5 por ciento del total. El resto provino del Estado de México (19.9 por ciento), Guanajuato (10.9), Hidalgo (4.9), Michoacán (4.4) y en menor medida de otras entidades.
 
El coordinador del Consejo Estatal de Población (Coespo), Ignacio Pareja Amador, indica que entre 2000 y 2010 Querétaro tuvo la tercera tasa de crecimiento más alta del país, de alrededor de 2.6 por ciento, sólo por debajo de Quintana Roo (primer lugar) y Baja California Sur.
 
“De acuerdo con nuestras proyecciones, en 2013 Querétaro crecerá al 1.26 por ciento anual, que está por encima de la media nacional, de 1.08 por ciento”, afirma Pareja Amador.
 
Indica que el estado crece anualmente en alrededor de 31 mil personas, número que incluye natalidad, menor mortalidad, migración e inmigración.
 
“Estamos recibiendo cerca de 23 mil personas de otros estados y por otro lado se está expulsando cada año a 13 mil. En cuanto a inmigración internacional, cada año se está recibiendo alrededor de mil 800 personas”, concluye.
 
 
Celaya, con las puertas abiertas
 
En Celaya, la instalación de la empresa Honda y sus proveedoras está propiciando una oleada migratoria en donde convergen mexicanos y japoneses.
 
Por lo pronto, informa el director municipal de Desarrollo Económico, Fernando Vera Noble, ya se han instalado cien japoneses junto con sus familias y se espera que en el transcurso de un año lleguen otros 400.
 
La llegada de solicitantes de empleo de otros municipios y entidades del país ya es un hecho.
 
La Dirección de Desarrollo Económico informa que durante el último año se comprometieron inversiones por 599 millones de dólares que significarán 6 mil 284 empleos.
 
Respecto a la vivienda, dice el alcalde Ismael Pérez Ordaz, su disponibilidad está garantizada. Se cuenta con suficiente reserva territorial para alojar a toda la población que está llegando y que aún está por llegar. “Sé que los desarrolladores están con las pilas bien puestas para hacer más desarrollos, más vivienda en todos los niveles”.
 
Señala que Celaya está preparada para alojar el bono poblacional que conlleva la instalación del complejo automotriz Honda y toda su red de proveedores, aunque dice que ya se está trabajando para dotar a la ciudad de la suficiente infraestructura para soportar una inversión de tal magnitud.
 
Sin embargo, en materia de salud no hay los recursos suficientes para atender este crecimiento. A la fecha, la clínica del IMSS en Celaya atiende a más de 350 mil derechohabientes y sus familias, pero esta cifra crecerá a más de 400 mil derechohabientes con la llegada de Honda. Se trata de una clínica-hospital que fue construida hace 43 años con 181 camas para un aforo de 52 mil derechohabientes.
 
Según datos del INEGI, Celaya tiene una población de 468 mil 469 habitantes. Del 2005 al 2010 tuvo un crecimiento poblacional de 11.22 por ciento.
 
 
La tercera ola migratoria
 
Querétaro vive la tercera gran ola migratoria de su historia, según académicos. La primera ocurrió en los años sesenta a setenta del siglo pasado, cuando inició la industrialización del estado; la segunda fue en 1985, después de los sismos de la Ciudad de México. En esta tercera ola, la gran diferencia es que el estado no sólo está atrayendo a residentes del Distrito Federal (DF) y entidades vecinas, sino a una gran cantidad de personas que huyen de la inseguridad que prevalece en los estados del norte del país, principalmente Nuevo León, Monterrey y Tamaulipas.
 
El coordinador general de la Unidad de Servicios para la Educación Básica del Estado (USEBEQ), Jaime Escobedo Rodríguez, la llama la “migración por seguridad”, que además ha tenido un impacto importante en la matrícula escolar.
 
“El gerente de recursos humanos en Querétaro voltea al DF cuando no encuentra esa mano de obra calificada que está buscando. Ha disminuido la gente del DF que busca empleo, ellos no vienen a buscar trabajo, nosotros vamos a buscar talento a la Ciudad de México”, dice Gerardo Vázquez Mellado Zolezzi, delegado de la STPS.
 
El director Estatal del Empleo, Abelardo Ledesma Fregoso, asegura que el 35 por ciento de las personas que buscan un empleo en Querétaro son foráneas, con menos de seis meses de haber llegado a radicar a esta entidad.
 

Retos de la migración

Para el sector empresarial, el éxito económico obtenido por Querétaro no se explica sin las olas migratorias que ha vivido el estado.
 
Sin embargo, advierte Mauricio Kuri González, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en el estado, “tenemos que darles servicios a estas gentes que están llegando, tenemos que queretanizarlos y también darles trabajo”.
 
“Querétaro es el nuevo Nuevo León, y no sólo el estado, sino todo el Bajío, ésta es la zona que se está volviendo muy propicia para el desarrollo y crecimiento del país”.
 
El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de Construcción (CMIC) local, Alejandro Cabrera Sigler, lo expone de la siguiente manera: “Las estadísticas dicen que estamos recibiendo 40 familias diarias, entonces básicamente son buenas noticias, pero eso implica que haya más servicios, que haya más escuelas, que haya más vivienda, y la ventaja de eso es que está llegando gente con poder adquisitivo medio en el que activa la economía en cuanto a la cuestión inmobiliaria”.
 
El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) en el estado, Jesús Calderón Calderón, comenta que si llegan 40 familias, eso implica que más de cien personas se suman todos los días a la población de Querétaro y eso requiere multiplicar los servicios.
 
En servicios de salud, por ejemplo, el estado está en los últimos lugares del país. Querétaro se ubica en el lugar 28 entre todas las entidades federativas.