Archivo

CFE pierde 21% de la energía que genera en todo el país

06 febrero 2014 3:46 Última actualización 10 enero 2014 16:28

[Por robo, la pararestatal pierde 6 por ciento de la electricidad que genera. / Cuartoscuro / Archivo] 


 
Sergio Meana

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) pierde 21 por ciento de la energía que genera, 15.3 por ciento por pérdidas técnicas en la distribución y seis por ciento por robo de electricidad, reveló Lourdes Melgar Palacios, subsecretaria de Electricidad de la Secretaría de Energía (Sener).

"Las pérdidas en distribución técnicas son del orden de 15.3 por ciento y las que llamamos en forma eufemística las pérdidas no técnicas, el robo de energía, es otro seis por ciento de forma tal que de la energía que CFE genera, 21 por ciento no se paga", apuntó Melgar Palacios.

En el Seminario de Perspectivas Económicas 2014 "Las Reformas Estructurales" en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), destacó el impacto que las pérdidas tienen en la paraestatal.

"Yo nada más quisiera que me dijeran qué empresa puede aguantar que el 21 por ciento de lo que genera no se lo paguen, esto ha impactado de forma negativa a las finanzas de la CFE", indicó Melgar Palacios.
 
De acuerdo con documentos como la Estrategia Nacional de Energía, el promedio nacional de pérdidas, sin tomar en cuenta la zona centro, era de 11 por ciento, mientras que en la división Valle de México superan el 26 por ciento, según cifras de la propia Comisión.
 
La funcionaria también detalló que el esquema de autoabastecedores desaparecerá con la reforma energética pues no tendrá caso que se formen estos grupos de consumo eléctrico dado que los cambios permiten la venta libre de electricidad tanto a la CFE como a empresas particulares.
 
Reconoce rezago de 20 años en redes de transmisión eléctrica
 
Las líneas de transmisión de la CFE tienen un promedio de 20 años de edad y un grave retraso en las inversiones que se han destinado a modernizarlas, advirtió la subsecretaria de Electricidad.
 
"En un comparativo con nuestros socios del TLC, en Estados Unidos la demanda creció 1.4 entre 2009 y 2011 y crecieron las líneas de transmisión en 6.8 por ciento. En México la demanda creció 10.4 y solamente crecimos 3.1 o sea tenemos un rezago muy importante y requerimos inversiones muy fuertes en transmisión", advirtió Melgar Palacios.
 
La funcionaria aseguró que adicionalmente existe un problema geográfico, pues a las grandes manufactureras del norte les cuesta mucho recibir energía barata de las grandes hidroeléctricas del sur.
 
"La inversión está muy rezagada, las líneas de transmisión tienen 20 años de edad, además hay un desproporción entre el norte y el sur, es muy difícil llevar energía barata de las grandes hidroeléctricas de Chiapas hacia el norte del País", reveló.