Archivo

Cézanne conquista a España

06 febrero 2014 6:56 Última actualización 24 diciembre 2013 5:30

 [El Museo Thyssen-Bornemisza, en Madrid, España, iniciará el 2014 con una muestra dedicada al destacado artista francés, quien es considerado el padre del arte moderno / Bloomberg]


 
 
 
Agencias
 

Bajo el título Cézanne, esta primera colección monográfica dedicada al artista que se realiza en los últimos 30 años, explorará la relación entre dos géneros que el pintor frecuentó con la misma pasión: los paisajes y las naturalezas muertas.
 
De acuerdo con información publicada en el portal del museo “museothyssen.org”, la retrospectiva, que cuenta con la curaduría de Guillermo Solana, quien también es el director artístico del Museo, abrirá el 4 de febrero.
 
El público podrá apreciar las obras del artista francés hasta el 18 de mayo. Cézanne, muerto en 1906 a causa de una neumonía, incorporó en sus bodegones los cambios y tensiones propios de la naturaleza y los objetos que tradicionalmente transmiten estabilidad, se apoyan los unos en los otros en un equilibrio precario.
 
El artista, uno de los más grandes del siglo XIX, afirmó en una de sus cartas, querer hacer del “impresionismo algo sólido y perdurable como el arte de los museos”. Ahora el Thyssen-Bornemisza se le rinde con entusiasmo. En las obras de Cézanne el naturalismo toca lo cotidiano. Esa vida casual, llena de una luminosa riqueza, es la que le interesó a lo largo de su brillante carrera, totalmente influida por Emile Zola, quien llevó el naturalismo al límite literario. Casi todos sus biógrafos y comentarista resaltan el impacto que El Caravaggio causó en el joven pintor. La verdad es que fue Pissaro el que determinaría dramáticamente el estilo del festejado por Madrid. “Todos nosotros provenimos de Pisarro”, dijo en otra de sus cartas.
 
La exposición hace énfasis en los trabajos de Cézanne pertenecientes al periodo de madurez y de Provenza, cuando ya había pasado por el impresionismo del que, afortunadamente, logró escaparse del todo. Cuando decidió cambiar a colores brillantes, el artista salió al campo para dejarse maravillar y maravillar a su vez por la vida rural francesa a la que daría perpetuidad. En 1874 fue incluido en el grupo de los Impresionistas y exhibió en la primera muestra de aquella brillante generación que cambiaría para siempre el rumbo de la pintura.
 
Un hecho determinante en la vida de Cézanne que radicalizaría su forma de pintar fue el doloroso rompimiento con Zola, quien hizo de él una parodia en el personaje Lantier de la novela La Obra, publicada en ese año. Los viejos camaradas nunca volvieron a verse. Sin embargo, de alguna manera llevaron lo natural a niveles insospechados.
 
Entre las piezas que se exhibirán destaca “Botellas, garrafa, jarro y limones”, creada entre 1902 y 1906 en acuarela sobre papel.
 
Entre todos los artistas de su tiempo, Cézanne tal vez sea el que ha ejercido una influencia más profunda en el arte del siglo XX, ejemplo de ello es que Henri Matisse (1869-1954) admiraba su utilización del color y Pablo Picasso (1881-1973) desarrolló la estructura de la composición plana de Cézanne para crear el estilo cubista, señala su biografía publicada en el portal “epdlp.com”.