Archivo

Cerca de las urnas, 20 millones viven en la pobreza

07 febrero 2014 5:53 Última actualización 07 julio 2013 5:56

 [Cuartoscuro]


 

Rivelino Rueda

En los comicios del domingo 7 de julio que se realizarán en 14 estados de la República estarán en posibilidad de emitir su sufragio 29 millones 755 mil ciudadanos, de acuerdo a la Lista nominal de Electores del IFE.
Pero en este conjunto de entidades en competencia política destaca el factor socioeconómico de la pobreza que constituye prácticamente las dos terceras partes del universo de electores que acudirán a las urnas.
Un amplio estudio del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República considera que las fuerzas políticas competirán por el voto de una población estimada en 20 millones 755 mil personas que se encuentran en situación de pobreza.
En el documento Mirada Legislativa-Elecciones 2013, elaborado por el Instituto, documenta además que la mayoría de los mil 348 municipios que estarán en juego en 13 estados (Hidalgo sólo renovará su congreso local), presentan condiciones de pobreza, que van desde el rango medio a la extrema.
La cruzada contra el hambre
De hecho, en 213 de los 400 ayuntamientos que contempla la primera etapa de la Cruzada Nacional contra el Hambre del presidente Enrique Peña Nieto habrá elecciones este domingo, lo que representa 53 por ciento del total de la cobertura de ese programa social.

Y es por ese motivo que la inclusión en la Cruzada de algunos municipios que se conocía estarían en etapa de elecciones ha sido seriamente cuestionada por los partidos de oposición, como las ciudades de Tijuana, Mexicali y Ensenada, en Baja California; Ciudad Victoria, Reynosa y Matamoros, Tamaulipas.

Además, Ciudad Juárez, Chihuahua; Torreón, Coahuila; Gómez Palacio, Durango; Tehuacán, Cholula y Atlixco, Puebla; Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, así como Ahome y Guasave, Sinaloa.

Los cuestionamientos del PAN y PRD surgen, sobre todo, porque esas alcaldías tienen un significativo peso electoral en los estados, como en Aguascalientes, en donde los municipios contemplados en ese programa representan 69 por ciento de la lista nominal estatal de electores.

En Baja California representa 94 por ciento; en Chihuahua, 66 por ciento; en Coahuila, 48 por ciento; en Durango, 54 por ciento; en Oaxaca, 28 por ciento; en Puebla, 43 por ciento; en Quintana Roo, 63 por ciento; en Sinaloa, 58 por ciento; en Tamaulipas, 33 por ciento; en Veracruz, 28 por ciento, y en Zacatecas, 18 por ciento.

El estudio del Senado tuvo como propósito identificar los aspectos socioeconómicos, demográficos y los indicadores de pobreza en este universo de competencia político-electoral.