Archivo

CEOs de México, EU y Canadá piden "mercado perfectamente integrado"

07 febrero 2014 3:46 Última actualización 02 octubre 2013 17:36

 [El Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, presidido por Carlos X. González, es uno de los firmantes de la carta. / Cuartoscuro / Archivo]  


 

 
Por James Politi
 
WASHINGTON.- Presidentes ejecutivos de empresas de Estados Unidos, Canadá y México están solicitando a sus gobiernos que aumenten la integración de las economías de Norteamérica en cuanto a liberación de las fronteras, regulación y seguridad energética, para crear un bloque comercial más competitivo.
 
En una carta conjunta al presidente estadounidense, Barack Obama; el Primer Ministro canadiense, Stephen Harper; y el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, los principales grupos de cabilderos de grandes compañías en los tres países señalaron que sus miembros “continúan enfrentando obstáculos para hacer negocios a través y dentro de nuestras fronteras”.
 
“A medida que los acuerdos de libre comercio proliferan, debemos lograr un mercado norteamericano perfectamente integrado para ser competitivos. El reto ante nosotros es movernos de proyectos piloto, estudios de viabilidad y revisiones regulatorias hacia una implementación más completa y una acción estratégica de largo plazo”, dice la carta, de la que Financial Times tiene una copia.
 
El esfuerzo de la Mesa Redonda de Negocios de los Estados Unidos, el Consejo Canadiense de Presidentes Ejecutivos y el Consejo Mexicano de Hombres de Negocios surge en la víspera del vigésimo aniversario del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que derribó muchas barreras comerciales en el continente.
 
Pero, incluso quienes respaldan el TLCAN han dicho que el pacto ha perdido vigencia desde 1994, ante cambios en la economía global. Estados Unidos, Canadá y México participan en conversaciones en el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) junto con nueve economías que podrían ofrecer un vehículo para modernizar el TLCAN, pero los grupos empresariales argumentan que se puede hacer más trilateralmente.
 
Una de sus principales recomendaciones es hacer un programa permanente destinado a ofrecer el despacho de aduanas temprano y acelerar las cadenas de suministro en América del Norte.
 
"Estamos convencidos de que la tecnología permite una pre-certificación segura y nuestros gobiernos deben hacer más, y con el tiempo, reconocer equivalencias en los sistemas de seguridad de los tres países", dijeron los ejecutivos.
 
En materia energética, los directores ejecutivos exigieron a México, Canadá y Estados Unidos "capitalizar" sus recursos para reforzar la independencia energética.
 
Señalaron que el Congreso de Estados Unidos necesita seguir adelante "sin demora" en la aplicación de la legislación de un acuerdo de 2012 entre Estados Unidos y México para preparar el camino rumbo a esfuerzos conjuntos para aprovechar las reservas de hidrocarburos en el Golfo de México.
 
El acuerdo ha languidecido en el Congreso y su incumplimiento por parte de los Estados Unidos podría dañar la capacidad de las compañías petroleras estadounidenses para aprovechar las reformas energéticas propuestas por Peña Nieto.
 
Los CEOs también instaron a la administración Obama a aprobar el controvertido oleoducto Keystone XL que une las arenas petrolíferas de Canadá hasta el Golfo de México, y que ha sido objeto de una gran batalla política en Estados Unidos.
 
Sobre la regulación en general, los grupos pidieron reducciones radicales en la burocracia.