Archivo

Centro Histórico, pasarela para diseño mexicano

07 febrero 2014 3:40 Última actualización 23 octubre 2013 5:37

[La primera edición del Abierto Mexicano del Diseño arranca con exposiciones, recorridos, conferencias y talleres / Cuartoscuro]


 
Daniel Cisneros
 

A partir de hoy, y hasta el próximo domingo, en la Torre Latinoamericana y en los alrededores del Centro Histórico se llevará a cabo la primera edición del Abierto Mexicano de Diseño. En este festival gratuito –en el que habrá exposiciones, instalaciones en espacios públicos, recorridos ciclistas y peatonales para visitar edificios de interés arquitectónico, conferencias y talleres- participarán diseñadores de España, Brasil, Japón y, claro está, México.
 

“El Abierto Mexicano de Diseño surge porque un grupo de 30 consejeros, entre los que hay arquitectos, curadores, promotores y diseñadores, creímos que era necesario organizar en México un evento internacional donde se pudieran mostrar las diversas manifestaciones del diseño que se están generando actualmente”, dice en entrevista Renata Becerril (Toluca, 1978), directora ejecutiva de este festival.
 
¿Por qué en su primera edición decidieron enfocarse en los oficios?
 

-Porque la idea es manejar cada año una temática distinta que refleje lo que es relevante en el diseño de nuestro país –responde-. Por eso en esta edición queremos demostrar que los oficios no solamente son una particularidad del diseño mexicano, sino que cuando ambas actividades se combinan, ofrecen muchísima riqueza conceptual y ventajas en el contexto del mercado global. ¿Y qué oficios? Talleres como carpintería, herrería, tipografía, sastrería y laudería.
 
¿Y de qué forma dialogan entre sí?
 

Por decir algo, en el piso 30 de la Torre Latinoamericana tendremos una exposición llamada Oficios, donde múltiples diseñadores trabajaron algún prototipo con un taller. De tal suerte que, de pronto, veremos a una diseñadora industrial realizando calzado para danzón junto a un zapatero de La Merced, o a diseñadores gráficos colaborando en la fabricación de anuncios de focos fluorescentes.
 

Este festival nos presentará piezas de diseño arquitectónico, industrial, gráfico, de animación, de interiores, de moda, de paisaje y de medios digitales:
 

“Traemos al japonés Azuma Makoto que hará una instalación floral monumental en la Alameda Central –explica Renata Becerril-. Asimismo, tendremos a El Último Grito, que son dos españoles que elaborarán, en la calle Moneda, una instalación que es como una especie de banca urbana amorfa. Igualmente estará el mexicano Emiliano Godoy que diseñará, también en la calle Moneda, un laberinto monumental por el que la gente podrá transitar.”
 

¿Cómo eligieron a los participantes?
 

Aunque nosotros organizamos las instalaciones en los espacios públicos y las actividades de la Torre Latinoamericana, también lanzamos una convocatoria al público en general para que los interesados en el diseño produjeran su propio evento. Y, la selección, estuvo a cargo de los consejeros del festival que revisaron todas las propuestas para que cumplieran los requisitos básicos: tener una producción reciente y abordar la temática de los oficios.
 

¿Qué sitio ocupa el diseño mexicano frente al de otras partes del mundo?
 

Hay gran expectativa respecto a lo que está sucediendo en nuestro país. Tan es así que, en los últimos cinco años, muchas revistas internacionales han elaborado ediciones especiales sobre los múltiples diseños que existen en México. Esto demuestra que vivimos un momento en el que se están abriendo las puertas a los diseñadores para promover su trabajo y acercarlo a un mayor número de personas.