Archivo

Cartera vencida podría crecer más en 2014

01 febrero 2014 10:9 Última actualización 26 diciembre 2013 5:2

 [Hay mayores líneas sobre créditos existentes / Braulio Tenorio / El Financiero]


 
 
 
 
Darinka Rodríguez
 
Una mayor penetración de crédito en 2014, objetivo contemplado en la reforma financiera, podría desembocar en el crecimiento de la cartera vencida, expuso Juan Pablo Zorrilla, co-director general de la empresa Resuelve tu Deuda.
 
“Al prestarle a personas que nunca han usado un crédito, se puede tener un score crediticio que no sea el más afinado, al no tener capacidad de pago y la experiencia del buen uso del crédito”, indicó en entrevista con El Financiero.
 
Cifras de la Comisión nacional Bancaria y de Valores (CNBV) indican que al cierre de octubre el índice de morosidad de la cartera total de crédito se ubica en 3.39 por ciento, el cual podría crecer si la penetración de crédito continúa.
 
Zorrilla dijo que en el primer trimestre de 2013 el número de tarjetas de crédito creció a una menor tasa anual mientras que la de la cartera aumentó, “lo que lleva a suponer que se está ofreciendo mayores líneas sobre los créditos ya existentes”.
 
De abril a junio de 2012 al mismo periodo de 2013 la tasa de crecimiento del número de tarjetas de crédito fue de 6.71 por ciento anual, en tanto, en el mismo periodo el incremento anual de la cartera total de este producto fue de 11.38 por ciento, con base en cifras de la CNBV y el Banco de México.
 
Es una situación que podría generar sobreendeudamiento de manera natural, por lo que habría que estar vigilando constantemente esas dos métricas”, señaló.
 
Pese a ello, afirmó que una mayor penetración de crédito es una buena noticia. “El próximo año esperamos más oferta de crédito que reflejaría mayor competencia, mejores oportunidades de crédito y al mismo tiempo habría que tener cuidado de no sobreendeudarse”.
 
Recordó que una persona con finanzas personales sanas no debe destinar más de 30 por ciento de su presupuesto al pago de deudas, por lo que el crédito al consumo debe de ser revolvente, aun cuando los niveles de penetración de crédito al consumo siguen siendo bajos en comparación a otros países.
 
En México, la penetración del crédito al consumo en cuanto al Producto Interno Bruto (PIB) es muy baja.
 
Por ello, añadió, la mayor inclusión financiera mediante préstamos personales o créditos de nómina podría suponer un crecimiento de la penetración así como una mejor oferta por parte de las entidades financieras. “Los usuarios tendremos que estar pendientes de una mayor oferta de crédito y el acceso a un mejor producto financiero”, apuntó.