Archivo

Carstens estima que la inflación cerrará 2014 por debajo de 4.0%

06 febrero 2014 3:45 Última actualización 10 enero 2014 12:1

[El Gobernador del Banxico, Agustín Carstens, previó que la inflación supere el 4 por ciento en los próximos meses. /Reuters]


 
 
marcela Ojeda/Agencias
 
El impacto de las medidas fiscales están afectando la medición de la inflación, al grado de que en los próximos meses seguramente estará por arriba del 4.0 por ciento, reconoció el Gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.
 
"En el Baco Central pensamos que el impacto del paquete fiscal en la medición de la inflación será de 40 puntos base, aunque eventualmente, a la postre, va a disminuir por debajo de 4.0 por ciento", agregó.


"La instrumentación de la política monetaria ha sido adecuada, ha venido anclando las expectativas de inflación y ha permitido que ésta se mantenga en la mayoría del tiempo en el intervalo del Banco de México, lo que nos gustaría es que ya hubiera una convergencia mucho más clara, decidida y permanente al 3.0 por ciento, eso difícilmente se va a cumplir este año", dijo.


Lo anterior, explicó, se debe fundamentalmente "por el impacto de las medidas fiscales", las cuales hacia adelante ayudarán a anclar la inflación, al permitir finanzas públicas fuertes y sanas.
 
"El brinco fundamental que se está viendo aquí en las expectativas de inflación responde claramente al paquete tributario", afirmó el funcionario.
 
Sin embargo enfatizó que el desliz en los precios de las gasolinas, y particularmente el hecho de que el aumento en los de los energéticos haya sido bastante alto, de prácticamente 3 veces el objetivo de la inflación de Banxico, le ha metido mucho ruido a la inflación no subyacente en los últimos años en México.
 
En el 2015, los precios continuarían un proceso de convergencia hacia el 3 por ciento, dijo.
 
El repunte de la inflación de México en diciembre a su mayor ritmo en seis meses fue por factores transitorios y no tendrá un impacto en la política monetaria del banco central, explicó Carstens.
 
La inflación anual en México se aceleró en el último mes del 2013 a 3.97 por ciento principalmente por alzas en los precios de productos agrícolas, energéticos y del Metro.
 
El Banco de México mantuvo a inicios de diciembre la tasa de interés referencial en un mínimo histórico del 3.50 por ciento al considerar que el panorama para la inflación era benigno. La entidad tiene un objetivo de inflación de 3 por ciento, más o menos un punto porcentual.

Con información de Notimex y Reuters