Archivo

Cargill reporta caída de 41% en sus ganancias trimestrales

07 febrero 2014 3:42 Última actualización 09 octubre 2013 11:29

 [Las ganancias por alimentos e insumos fueron decepcionantes, afirma Cargill / Reuters] 


 
Reuters
 
 
La gigante estadounidense de agronegocios Cargill reportó este miércoles una caída del 41 por ciento en sus ganancias trimestrales, debido a los efectos de una sequía severa en 2012 en Estados Unidos que redujo las oportunidades de control de granos.
 
 
Cargill, una de las corporaciones privadas más grandes del mundo y un importante operador de materias primas, reportó 571 millones de dólares en ganancias netas para el primer trimestre que culminó el 31 de agosto, por debajo de su trimestre récord del año pasado de 975 millones de dólares.
 
 
Las ganancias para el primer trimestre de 33 mil 800 millones de dólares igualaron las registradas en el mismo período de 2012.
 
 
La compañía con sede en Minneapolis enfrenta ajustados inventarios de maíz que han dado apoyo a los precios de los granos y disminuido el volumen procesado.
 
 
"Nuestra cadena de abastecimiento agrícola y los negocios de ingredientes alimenticios se enfocaron en ayudar a los clientes a manejar exitosamente sus compras de materias primas e inventarios durante la incertidumbre que precedió a la transición a las nuevas cosechas en el hemisferio norte", dijo el presidente ejecutivo de Cargill, Greg Page.
 
 
Los resultados trimestrales disminuyeron en tres de los cuatro segmentos agrícolas. La unidad de proteína animal de Cargill -que ha estado bajo presión por la disminución a mínimos de 60 años en la oferta de ganado y altos costos de alimentación- reportó una alza debido a la mejoría en los márgenes.
 
 
Aunque las ganancias bajaron en la unidad de generación y procesamiento de granos, ésta fue la de mayor aporte a los resultados del primer trimestre.
 
 
"La cadena de suministro de América del Sur se desempeñó bien, utilizando las abundantes cosechas para satisfacer la demanda exportadora. Al contrario, en los servicios agrícolas en América del Norte, el impacto remanente de las severas sequías del año pasado en Estados Unidos redujo la disposición de granos en el primer trimestre", dijo Cargill.
 
 
Las ganancias por alimentos e insumos fueron decepcionantes y el negocio de energía de la compañía, que incluye comercialización de petróleo, carbón y gas, remató la compañía.