Archivo

Capitaliza vendimia a Chichén Itzá

07 febrero 2014 6:14 Última actualización 13 junio 2013 21:9

[Cuartoscuro]


 
Yoisi Moguel/Claudia Alcántara
 
A 6 años de ser denominada como una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno, la zona arqueológica de Chichén Itzá en Yucatán, registra un crecimiento proporcionalmente superior en el comercio ambulante respecto a su volumen de visitantes.
 
Además de no capitalizar su título a nivel internacional, por falta de promoción, la zona arqueológica está inundada por familias enteras que venden réplicas de barro y madera de monolitos, camisetas y souvenirs –algunos de origen chino--, dentro y fuera del perímetro resguardado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).
 
El secretario de Turismo de Yucatán, Jorge Torres Loría, reconoció que la presencia de ambulantes transmite una mala imagen a los visitantes.
 
Estimó que en 2006 había 150 comerciantes distribuidos ya por el área, y actualmente son más de 1,500; incluso, resaltó, son familias completas que se dedican al ambulantaje, “pues hay desde menores de edad hasta ancianos”.
 
A su vez, al cierre de 2011 (último dato anual oficial disponible) el total de visitantes nacionales y extranjeros en Chichén Itzá se ubicó en 2 millones 234,439, los cuales significaron un repunte del 69.2%, contra el millón 32,226 personas del 2007. Los resultados fueron impulsados por el turismo nacional, que creció 118% de 2007 al 2011, al colocarse en 1 millón 724,000; las visitas de turistas internacionales bajaron 29% en el mismo periodo, al pasar de 727,222 en 2007 a 510,367 en 2011.
 
Chichén Itzá es una de las 7 nuevas maravillas del mundo, tras un concurso internacional en 2007, convocado por el cineasta suizo Bernard Weber, fundador de New Open World Corporation
 
En un recorrido realizado en la zona arqueológica, algunos vendedores dijeron que pagan 50 pesos diarios por derecho de piso a los custodios del INAH para que les permitan vender ahí. De acuerdo con Ricardo Dájer Nahum, ex secretario de Desarrollo Industrial de Yucatán -administración 1995/2001--, al cierre de ese sexenio había unos 70 comerciantes en el lugar.
 
Según el INAH, en el primer cuatrimestre de este año, el número de visitantes internacionales en Chichén Itzá, bajó 27.5 %, contra igual periodo del 2012. Dájer Nahum, hoy presidente de la Asociación de Hoteles de Yucatán, resaltó que Chichén requiere atención urgente de las autoridades estatales y federales. Agregó que debe cambiar también el que el turista pague 2 cuotas --en 2 filas--, una para pagar 57 pesos al INAH (nacionales y extranjeros), y otra de 71 pesos (turistas nacionales) y 125 (internacionales) a Cultura, del gobierno de Yucatán. 
 
Información proporcioadan por El Financiero Diario.