Archivo

Cancún y Los Cabos perderán brillo con alza al IVA

06 febrero 2014 7:15 Última actualización 19 noviembre 2013 5:2

[Debido al alza del IVA, los precios en estos destinos turísticos registrarán un aumento. / Cuartoscuro] 


 
 Claudia Alcántara
 
 

A partir del primero de enero de 2014, el turista nacional y extranjero que viaje a Los Cabos, Baja California Sur y Cancún, Quintana Roo, pagará al menos 3.38 por ciento más de impuestos, por concepto de hospedaje, transportación, alimentos en restaurantes y tours, por la homologación del IVA en la frontera con el resto del país previsto en la reforma hacendaria.
 
 
Este aumento de precios generalizado en Cancún y Los Cabos, hará inalcanzables estos destinos turísticos de gran importancia en México para ciertos sectores de la población mexicana y mercados emisores, por lo que los flujos turísticos se dirigirán a centros vacacionales más accesibles, advirtieron expertos.
 
 
Francisco Madrid, director de la Escuela de Turismo de la Universidad Anáhuac del Norte, anticipó que los prestadores de servicios buscarán absorber parte del 5 por ciento(al pasar el IVA de 11, a 16 por ciento), para mitigar el impacto en el bolsillo del turista.
 
 
De acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Hacienda, los empresarios turísticos absorberán la mitad del aumento del 5 por ciento del IVA, es decir, el 2.5 por ciento.
 
 
Sin embargo, Madrid calculó que la absorción será sólo del 25 por ciento del impuesto, equivalente al 1.62 por ciento, debido a la presión en los costos que ejercerán el resto de las medidas fiscales que autorizaron legisladores, por lo que el restante 75 por ciento (3.38 por ciento) tendrá que ser pagado por el consumidor final.
 
 
Con base en una muestra de hoteles, que en conjunto representan 3 mil 700 habitaciones, bajo el esquema de all inclusive con propiedad vacacional, se encontró que el efecto conjunto de las medidas sin incluir aquellas que afectan a la demanda, causarían una disminución directa de las utilidades de más del 20 por ciento.
 
 
Les van a subir los costos, sube la nómina de manera importante por la cuestión de previsión social, sobre todo, la compra de insumos locales, hay una presión especial por la modificación de los beneficios, la sensación es que las estructuras de costos no van a aguantar”, afirmó Madrid.
 
 
Rubén Reachi, secretario de Turismo de Baja California Sur, indicó que los incrementos de las tarifas hoteleras no representarán un factor para cambiar la decisión de viaje y buscarán difundir el valor que tiene el destino.
 
 
Por su parte, Laura Fernández, secretaria de Turismo de Quintana Roo, minimizó los efectos de la homologación en la industria turística del estado y aseveró que 2014 tendrá resultados similares a los de este año.
 
 
En la temporada de diciembre, Cancún cerrará con 100 por ciento de ocupación hotelera y el indicador este año concluirá con cifras récord de los últimos 10 años, previó la funcionaria.
 
 
El grado de absorción del impuesto dependerá de los contratos preconvenidos con meses de anticipación, que el hotelero haya firmado con operadores mayoristas, quienes a su vez venden el producto a las agencias de viajes y éstas al cliente final, explicó.
 
 
El periodo de absorciónsólo sería durante 2014, ya que en 2015 los empresarios se ajustarán, estimó Fernández.
 
 
Parte del impuesto se absorberá por negocios, pero los precios subirán en estos destinos
 
 
 
Prevén pérdidas muy elevadas
 

A pesar del esfuerzo por absorber el impuesto, Francisco Madrid, director de la Escuela de Turismo de la Universidad Anáhuac del Norte, estimó que como consecuencia de la homologación del IVA, los dos principales destinos turísticos del país, Cancún y Los Cabos, donde llega el 55 por ciento de los turistas de internación, tendrán pérdidas por 363 millones de dólares.
 
 
Sólo por turismo de internación (llegan por vía aérea y permanecen más de una noche en el país), en Los Cabos y Cancún la disminución del consumo estaría ubicándose en 256 millones de dólares; por cruceristas internacionales 18 millones, que llegan a puertos de Quintana Roo y Baja California Sur y por turismo nacional 89 millones de dólares.
 
 
El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Armando de la Cruz Uribe, dijo que al alza en precios hay que sumarle que el turista mexicano tendrá una menor capacidad de compra, por la serie de impuestos que deberá pagar a partir de 2014.
 
 
“Al tener menos dinero porque le transferimos más recursos al gobierno por el pago de IVA en transporte, por el incremento del ISR de salarios, no sólo las empresas lo pagarán”, aseveró.
 
 
Los turistas nacionales que iban a Los Cabos buscarán otras opciones como Puerto Vallarta, por lo que los flujos que irían a estos dos destinos se redireccionarán a otros más económicos, anticipó.