Archivo

Cambio climático ‘pega’ a productores de todo el mundo

06 febrero 2014 3:46 Última actualización 19 enero 2014 5:15

[La sequía convirtió a China en un importador neto de maíz. / Bloomberg]


 
Bloomberg
 
Las condiciones meteorológicas volátiles en todo el mundo están sometiendo a los productores rurales a una caótica experiencia.
 
El exceso de precipitaciones en el norte de China dañó los cultivos en mayo, tres años después de que la falta de lluvias convirtió al segundo productor de maíz del mundo en importador neto del grano.
 
El tiempo seco en los Estados Unidos reducirá la producción de carne vacuna del mayor productor del mundo al nivel más bajo desde 1994, luego de una cosecha récord de maíz en 2014 que incrementó las existencias estadounidenses un 30 por ciento.
 
Los agricultores del Reino Unido no pudieron sembrar en los campos embarrados luego de que el segundo año más húmedo registrado hasta ahora en 2012 redujo la producción de trigo del país.
 
“Los fenómenos meteorológicos extremos son un enorme riesgo para la agricultura”, dijo Peter Kendall, presidente de la Unión Nacional de Productores Rurales del Reino Unido, que posee mil 600 hectáreas de cultivos de cereales en Bedfordshire, Inglaterra.
 
“Los agricultores pueden adaptarse a los aumentos graduales de temperatura, pero los fenómenos climáticos extremos pueden reducir por completo la producción. Puede tratarse de una sequía, de un exceso de lluvia, de un calor extremo en el momento equivocado. Es lo extremo lo que causa daños”.
 
Los veloces cambios de los patrones climáticos, como la invasión de aire ártico que llevó el termómetro en Nueva York de una temperatura cálida para esa época del año de 13 grados centígrados el 6 de enero a una mínima récord de 16 bajo cero al día siguiente, se volverán más comunes, según el Instituto de Información de Seguros con sede en Nueva York.
 
Aunque el mundo produce lo suficiente para proporcionar a sus 7 mil millones de habitantes unas 2 mil 700 calorías diarias y el hambre en el mundo está en baja, una de cada ocho personas aún no recibe suficiente alimento, lo que en parte puede atribuirse a la sequía, dijo Naciones Unidas.
 
 
“Tiempo catastrófico”
 
“Es indudable que, aunque hay variabilidad y volatilidad de un año a otro, la cantidad y el costo de los fenómenos climáticos catastróficos están aumentando, no sólo en los Estados Unidos sino a escala mundial”, dijo Robert Hartwig, economista y presidente del instituto de seguros. “Es casi seguro que la magnitud y la frecuencia de las pérdidas por catástrofes en el futuro van a ser mayores que hoy”.
 
La cantidad de fenómenos climáticos y terremotos que generan pérdidas aseguradas el año pasado trepó a 880, un 40 por ciento más que el promedio de los últimos treinta años, según Munich Re, la mayor reaseguradora del mundo.
 
Las investigaciones apuntan a un culpable: el aumento de los gases de efecto invernadero, generados por la actividad humana, que están haciendo subir las temperaturas mundiales, señaló Thomas Peterson, científico jefe del Centro Nacional de Datos del Clima de Estados Unidos, en Asheville, Carolina del Norte. Cuanto más caliente está el aire más agua puede contener, explicó.
 
“Lo que vemos en todo el mundo es que están aumentando las fuertes precipitaciones”, dijo Peterson.