Archivo

Calentamiento global abre nuevas rutas comerciales

07 febrero 2014 5:57 Última actualización 24 agosto 2013 6:15

   [Surcorea tiene planes de desarrollar puertos a lo largo de la parte rusa del Océano Ártico/Bloomberg]


Bloomberg
 
Si todo sale como se lo previó, a fines de agosto un buque cisterna coreano zarpará de Corea del Sur con destino a Rotterdam.

No hay nada que ese puerto tenga de especial. Lo que es inusitado es la ruta: por encima de Rusia, en aguas que alguna vez estuvieron tapadas de hielos, ahora ya derretidos. El buque que navegará por Rusia ahora puede hacer un recorrido de 15 mil kilómetros (nueve mil 300 millas) en treinta días, contra el viaje de 40 días y 22 mil kilómetros que se hacía a través del Océano Índico y el Canal de Suez.

Durante años, los rusos coparon estas aguas y unos pocos buques mercantes europeos pusieron a prueba la ruta. Pero la llegada de los coreanos, con su enorme flota mercante y sus grandes ambiciones, podría cambiar el juego.

También podría hacerlo China. Un buque de carga de la empresa estatal China Ocean Shipping Group Co. ya se dirige hacia la ruta septentrional.

Hyundai Glovis Co., el brazo para la industria de la navegación de Hyundai Motor Co., tiene planes de dar comienzo a una serie de pruebas en la ruta rusa en las que transportará crudo. Todos los años, se abre la vía hasta octubre, durante aproximadamente cuatro meses.

“Queremos ser uno de los primeros en desarrollar esto, a fin de quedarnos con la posición líder cuando la ruta sea más viable en términos comerciales”, dice Kim Sung Ho, funcionario del ministerio de Océanos y Pesca.

El buque de Hyundai tendrá que tener la escolta de un rompehielos ruso. Los rusos cobran 17.50 dólares por tonelada de carga líquida. Glovis le alquiló a la sueca Stena Bulk un buque cisterna resistente al hielo.
 
Gran riesgo
 
“Este plan parece ser muy atractivo en el papel, pero los riesgos que conlleva son mucho mayores”, dice Um Kyung A, analista de Shinyoung Securities Co., de Seúl. “Hay que encontrar a un dueño de transportes de carga que esté dispuesto a ir por esta ruta, y se precisa un tipo especial de buque que pueda viajar en temperaturas frías. Todo esto suma más costos, no menos”.
 

Entonces hay más primas de seguros y escasez de lugares de reparaciones en todo el Océano Ártico, contrariamente a lo que ocurre en la ruta del sur, que pasa por Hong Kong y Singapur, según el estudio realizado por la universidad de California (UCLA, por sus siglas en inglés), en Los Ángeles.
 

El gobierno surcoreano tiene planes de desarrollar puertos a lo largo de la parte rusa de la ruta del Océano Ártico y darle incentivos a las navieras que usen la vía, dijo el ministerio de pesca, donde se desempeña Kim.
 

En el curso de entre tres a cinco años, el Océano Ártico podría ya no tener hielo durante el verano, según los cálculos de la Casa Blanca. Para 2050, a los buques ya podría no serles necesario llevar rompehielos en el mes de septiembre, dice el estudio de la UCLA.
 
Reservas de gas
 
Un tercio de las reservas de gas natural no descubiertas y el 13 por ciento del petróleo no descubierto se encuentran bajo el casquete polar de hielo, dice una investigación geológica de Estados Unidos.

Rusia desarrolla campos en el Ártico que podrían ser fuente de exportaciones de gas hacia los países asiáticos, y Corea quiere tomar parte en ese negocio. OAO Novatek, de Rusia, construye una planta de gas natural licuado, Yamal, en la península del mismo nombre que se adentra en el Océano Ártico.

Daewoo Shipbuilding Marine Engineering Co. fue adjudicataria de un contrato de Novatex en julio pasado para construir hasta 16 buques cisterna con certificación para hielo (ice class según el nombre de la clasificación internacional)

“Esto es bastante más que un área sin mapear pero que tiene potencial”, dice Kim. “El desarrollo de recursos en Rusia es una de ellos. Aun así, uno precisa ser cauto en las medidas que tome”.