Archivo

Caída marginal registra el oro en sesión de altibajos

06 febrero 2014 7:3 Última actualización 26 noviembre 2013 16:15

  [El convenio del oro para entrega en febrero descendió 0.1 por ciento para colocarse en mil 241.50 dólares la onza./Bloomberg]  


 
Efraín H. Mariano

Las cotizaciones de oro cerraron el martes con una caída marginal en el Commodity Exchange (Comex), al término de una sesión de altibajos, que se vio frenada por la incertidumbre sobre el estímulo monetario en Estados Unidos y la falta de demanda física del metal.

El convenio del oro para entrega en febrero descendió 0.1 por ciento para colocarse en mil 241.50 dólares la onza, tras escalar a un máximo intradía de mil 256.49 dólares, su mayor nivel desde el 20 de noviembre.

Ayer lunes, la cotización del metal dorado descendió a mínimos de cuatro meses y medio, cerca de los mil 225 dólares, tras un acuerdo logrado entre Irán y las potencias occidentales que frenaría las actividades nucleares de Teherán. Sin embargo, el metal precioso se recuperó al cierre de la jornada por compras de oportunidad.

El oro bajó a menos de mil 300 dólares la onza el 7 de noviembre, tras una serie de datos económicos positivos en Estados Unidos que dispararon las especulaciones de que la Reserva Federal podría reducir sus medidas de estímulo monetario antes de fin de año.

Analistas consideran que es más factible que la cotización del oro cierre el año debajo del la barrera de los mil 300 dólares que por encima del umbral de mil 400 dólares.

En en el corto plazo, los operadores esperan que los precios del oro, que exhiben una caída de 25 por ciento en lo que va del año, se mantengan presionados hasta que haya una fecha más precisa para que la Fed empiece a recortar su programa de compra de bonos.

La onza de oro duplicó su valor desde finales del 2008, incluso, alcanzó un récord de mil 923.70 en septiembre de 2011, después de que la Fed recortó sus tasas de interés a mínimos históricos e inició sus compras de miles de millones de dólares en bonos y deuda para apoyar la recuperación de la economía estadounidense.