Archivo

Caen a la mitad las utilidades de la banca de desarrollo

07 febrero 2014 5:51 Última actualización 09 agosto 2013 5:34

[Cuartoscuro]


 
 
J. Leyva / E. Jardón
 

Los problemas por los que atraviesan las empresas desarrolladoras de vivienda ya afectaron la situación financiera de la banca de desarrollo.
 
 De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), durante el primer semestre la utilidad neta de los bancos de desarrollo fue de 3 mil 257 millones de pesos, lo que representa una caída de 54% respecto al mismo periodo de 2012.
 
Las ganancias de la banca de desarrollo bajaron de 7 mil 111 millones de pesos entre enero y junio de 2012 a 3 mil 257 millones en el mismo periodo de ese año, que resultó en una diferencia de 3 mil 854 millones de pesos.
 
Uno de los factores que detonó la baja fue el crecimiento de los recursos que debieron destinarse a formar reservas preventivas para afrontar posibles pérdidas. Éstas crecieron más de tres veces y llegaron a 3 mil 398 millones.
 
El sector está integrado por la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros, el Banco Nacional de Comercio Exterior, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), Nacional Financiera y el Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada.
 
El efecto de la crisis de las desarrolladoras de vivienda se hizo más visible en la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), pues de los 6 bancos de desarrollo, fue el único que registró pérdidas, las que ascendieron a mil 252 millones de pesos.
  
El banco de desarrollo más grande es Banobras, que concentra casi la mitad de la cartera de este sistema, que suma 465 mil millones de pesos. Le siguen en relevancia Nafin, Bancomext y la SHF.
     
Repuntan reservas
  
Los recursos que destinó la banca de fomento para reservas preventivas se dispararon 428%, al pasar de 644 millones a 3 mil 398 millones de pesos, ante el deterioro en la calidad de los préstamos.
  
En su informe, la CNBV reconoció que la baja en resultado neto de estas instituciones fue por una mayor creación de reservas relacionadas con intermediarios y empresas desarrolladoras de vivienda.
  
La cartera crediticia total de estos bancos creció 12.1%, a 465 mil millones de pesos, monto que fue superado por las inversiones en valores, que sumaron 514 mil 194 millones, con un incremento de 18.1% anual.
  
Si bien el índice de morosidad de la banca de desarrollo fue de apenas 1.12% en junio de 2013, cifra 0.23 puntos porcentuales mayor que la observada en el mismo mes del año anterior, por instituciones existe una gran diferencia, ya que en la SHF este indicador fue de 10.92%, el más elevado del sector.
  
Sin embargo, si se toman las cifras consolidadas de esta institución, que incluye a los Fideicomisos de Administración de Cartera, el índice de cartera vencida repuntó a 33.19% en junio, desde 24.65% en el mismo mes de 2012.
 
La SHF es una de las principales encargadas del sector de las desarrolladoras de vivienda en el país y en el semestre reportó reservas por estimaciones preventivas por un monto de 6 mil 862 millones de pesos.
  
Si se toman los datos consolidados con sus subsidiarias, resulta que el saldo de las reservas asciende a 15 mil 657 millones, que representan 86% de toda la banca de desarrollo.
  
En los reportes del segundo trimestre  la banca comercial sumó alrededor de 10 mil millones de pesos adicionales por reservas preventivas, al haber sido afectada por las 3 principales desarrolladoras de vivienda, Geo, Urbi y Homex, que atraviesan dificultades para hacer frente a sus obligaciones financieras contraídas con los mercados.