Archivo

Cae 0.74% la economía en el segundo trimestre

07 febrero 2014 5:56 Última actualización 21 agosto 2013 5:36

[Es el primer retroceso del PIB en cuatro años / Bloomberg]


 

Eduardo Jardón
 
 
La economía mexicana registró en el segundo trimestre su primera caída en cuatro años.
 
 

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que entre abril y junio la actividad económica se contrajo 0.74 por ciento, respecto al trimestre previo, en las cifras ajustadas por estacionalidad. La última vez que este indicador presentó un descenso fue en el segundo trimestre de 2009.
 
 

A tasa anual, el Producto Interno Bruto (PIB) registró un crecimiento de 1.5 por ciento, lo que resultó inesperado, ya que el consenso de analistas estimó un avance de 2.3 por ciento.
 
 

El resultado propició ajustes en los pronósticos de algunos grupos financieros y de las autoridades, y se esperan más recortes por parte de diversas instituciones.
 
 

Así, Grupo Financiero Monex revisó su estimación de crecimiento de 2.1 a 0.5 por ciento. Eduardo Ávila, subdirector de análisis de la institución señaló que se espera un nulo crecimiento del PIB en la segunda mitad del año.
 
 

Por su parte Barclays disminuyó su pronóstico de 2.5 a 1.4 por ciento. La firma destacó en un reporte que la desaceleración en la economía es más profunda de lo previsto.
 
 

“En ese sentido, si los indicadores económicos de julio y agosto no indican una recuperación, podríamos estar entrando en un profundo estancamiento económico”, señaló Marco Oviedo, economista en jefe de Barclays en México.
 
 

Luis Adrián Muñiz, subdirector de análisis de Casa de Bolsa Vector, consideró que el reporte del PIB resultó más deprimido de lo esperado, lo que representa una muy mal noticia para el país, en términos de crecimiento económico, por lo que próximamente la institución ajustará a la baja la expectativa del PIB para el cierre del año y muy probablemente para 2014.
 
 

A su vez, Carlos Capistrán, economista en jefe del Bank of America Merrill Lynch (BofA), señaló en un reporte que un mayor crecimiento en Estados Unidos y un aumento en el gasto público deberían impulsar a la economía mexicana en los próximos meses, lo cual podría ocurrir hasta el último trimestre del año.
 
 

En su opinión, la fuerte desaceleración de la actividad productiva eleva las posibilidades de un recorte en la tasa de interés de fondeo por parte del Banco de México.
 
 
Al primer semestre el PIB registró una avance de 1 por ciento, respecto del mismo periodo del año anterior, su peor resultado desde el segundo semestre de 2009.
 
 

También representa un débil arranque económico de la presente administración, ya que en el sexenio anterior la economía avanzó 2.8 por ciento en el primer semestre.
 
 

El sector agropecuario avanzó 0.4 por ciento anual, mientras que la industria cayó 1.1 por ciento y el sector servicios creció 2.3 por ciento.
 
 

Por su parte, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) retrocedió 0.4 por ciento anual durante junio, principalmente por la baja de 2.7 por ciento en la producción industrial.