Archivo

Buen Fin transcurre entre claroscuros

06 febrero 2014 7:14 Última actualización 16 noviembre 2013 15:20

 [Línea blanca, electrónicos, deportes, ropa, calzado, entre otros son las categorías de mayor demanda. / Ramiro Alonso]  


Ramiro Alonso

Durante el segundo día de actividades de la tercera edición el Buen Fin, los consumidores se han volcado sobre los productos de las cadenas de autoservicios y departamentales, dejando en segundo lugar las pequeñas y medianas empresas (Pymes).

Tal es el caso de la sucursal Walmart Toreo, la cual empezó a ver un incremento en el tránsito de los consumidores hacia el interior de la tienda poco después del mediodía. Línea blanca, electrónicos, deportes, ropa, calzado, entre otros son las categorías que mayor demanda han reportado hasta ahora, de acuerdo con Juan Carlos Hernández, subgerente de la sucursal.

A diferencia de esta tienda donde en promedio cada minuto entran entre 20 y 30 personas, los negocios aledaños al combo de la minorista, que incluye las franquicias Sam’s Club, Suburbia, Walmart, El Portón, así como un restaurante Vips (que ahora es parte de Grupo Alsea), los negocios circundantes no reportan actividad atípica.

“Lo que pasa es que todos buscan los electrónicos”, dice un locatario de la zona, quien asegura que el Buen Fin para ellos no representa incrementos importantes en sus ventas.

Manuel Gómez (40) adquirió una pantalla de 65 pulgadas marca Toshiba por un precio de 21 mil pesos. A la espera de que alguien le ayude con el cargamento dice “la verdad es que sí combino”.

Al igual que él, miles de personas se pasean por los pasillos de electrónicos, línea blanca y accesorios celulares para aprovechar las rebajas.

Antonio Ocaranza, director de comunicación corporativa de Walmart de México, comentó que hasta el momento el Buen Fin transcurre sin contratiempos en las distintas sucursales que integran la minorista.

“Lo que hemos visto es mucho tráfico, mucho tráfico en el norte, por ejemplo, también en nuestras tiendas de Tampico, Monterrey, yo creo que ayudó también el cambio de clima”, comentó.

Expresó que hasta el momento se reporta el desabasto de un tableta que se vendía en Bodega Aurrera por poco más de mil pesos. Todas las demás líneas de producto están garantizadas.

Sí pensamos en tener un buen abasto, lo que son pantallas, tabletas, lavadoras y secadoras. En el caso del norte hemos vendido mucha ropa de invierno. En el caso de Sam’s teníamos 130 mil pantallas y entre tablets y Ipads teníamos alrededor de 95 mil”, indicó Ocaranza.