Archivo

Borrar recuerdos negativos podría ser realidad

06 febrero 2014 7:4 Última actualización 31 diciembre 2013 5:2

  [Ayudaría al tratamiento de la depresión severa, revelan expertos / El Financiero]


 
 
 
Rosalía Servín Magaña
 

Un estudio científico sugiere la posibilidad de borrar recuerdos negativos de la memoria del ser humano a través de una intervención médica, lo cual ha resultado de gran ayuda en el tratamiento de la depresión severa.
 

De acuerdo con una reciente publicación de la revista Nature Neuroscience, la técnica llamada electroconvulsiva (ECT) o terapia de electroshock induce convulsiones en el paciente haciendo pasar corriente en el cerebro a través de electrodos colocados en el cuero cabelludo.
 
A pesar de la negativa reputación que en ocasiones se tiene de la ECT, para los expertos es un tratamiento eficaz “de último recurso” para la depresión severa, y actualmente se utiliza en combinación con la anestesia y relajantes musculares.
 

Marijn Kroes, neurocientífico de la Universidad de Radboud Nijmegen en Holanda, y sus colegas encontraron que el emitir ráfagas estratégicamente colocadas y con cierta temporalidad, podrían destruir de la memoria un episodio de vida inquietante para los pacientes.
 

Según el artículo, la estrategia se basa en una teoría llamada “reconsolidación de la memoria”, que plantea que los recuerdos se sacan de la “memoria mental” cada vez que se accede a ellos y pueden ser “re-escritos” en el tiempo y puestos de vuelta a los circuitos del cerebro.
 

Los resultados de estudios en animales y la limitada evidencia en humanos sugieren que durante la reconsolidación, los recuerdos son vulnerables a la alteración o incluso borrados de la memoria.
 

Kroes y su equipo probaron esta idea en 42 pacientes que habían recibido TEC para la depresión clínica grave. En una sesión inicial, los investigadores mostraron dos inquietantes relatos: un accidente de coche y un asalto.
 

El equipo pidió a los pacientes a recordar sólo una de las historias mediante la reproducción de la presentación. Inmediatamente después, cuando se cree que la memoria es reactivada y se encuentra vulnerable, los pacientes recibieron la terapia electroconvulsiva.
 

Un día más tarde, cuando se administra una prueba de memoria de opción múltiple, los pacientes no lograban recordaban los detalles de la historia que les fue reproducida dos veces.
 
En cambio, la otra historia permaneció intacta de sus memorias. Pero cuando los investigadores administraron la prueba de memoria 90 minutos después de tratarlos con TEC, los pacientes no mostraron diferencias en su capacidad de recordar ninguna de las dos historias.
 

Esto proporciona una evidencia muy fuerte y convincente que los recuerdos en el cerebro humano se someten a la reconsolidación, y que existe una ventana de oportunidad para el tratamiento de los malos recuerdos”, dice Daniela Schiller, neurocientífico del Hospital Mount Sinai de Nueva York, quien también estudia la reconsolidación de la memoria.
 
No obstante, señala que se necesita más trabajo para establecer qué tan prolongados son los efectos del ECT y si la técnica funciona tan eficazmente en recuerdos más antiguos o situaciones más complejas, a partir de experiencias de la vida real.